Snopek, cada vez más complicado en la causa que desató un escándalo

Las pruebas que ya recabó la titular de la Fiscalía Penal 2 de Violencia Familiar y de Género, Luján Sodero, contra el fiscal federal de Salta Francisco Snopek serían “lapidarias” para el letrado, según revelaron distintas fuentes judiciales a El Tribuno. Snopek está imputado por lesiones leves agravadas por el vínculo y por violencia de género contra su esposa, y por el delito de la privación ilegítima de la libertad y resistencia a la autoridad contra tres efectivos policiales. Hechos que habrían ocurrido en la madrugada del 23 de mayo.

De acuerdo a lo que manifestaron las fuentes consultadas, la fiscal Sodero tendría probado los hechos en los que basa su imputación. En la instrucción de la causa se habría comprobado mediante prueba de videos, fotografías y testimonios las diferentes agresiones físicas y las amenazas que profería, en supuesto estado de ebriedad, a su esposa y a los policías que intervinieron en el hecho.

La investigadora del Ministerio Público de la Provincia envió a dependencias federales un equipo interdisciplinario a fin de efectuar informes socioambientales sobre Snopek. Los testimonios que se recogieron confirmarían situaciones de maltrato y consumo de alcohol relacionadas con el imputado. Por otro lado, una pequeña porción del personal destacó el desempeño del fiscal imputado.
Snopek, por su parte, interpuso excepciones dilatorias sobre la investigación, tales como negarse a ser sometido a pericias psicológicas. Esas circunstancias deben ser resueltas por la jueza de Garantías que interviene en el caso.

En cuanto a la causa administrativa disciplinaria que se habilitó en la Procuración General de la Nación por la conducta de Snopek, “continúa su trámite”, según comentaron a este diario en medio del hermetismo que impera en las dependencias federales salteñas.

El caso

Los hechos por los que el fiscal general federal fue imputado ocurrieron el 23 de mayo, cuando tres efectivos de la Policía de Salta radicaron dos denuncias en su contra por amenazas y privación ilegítima de la libertad.
La primera de las denuncias fue realizada durante la madrugada del día del hecho por los tres policías que concurrieron a un domicilio del barrio Grand Bourg en respuesta a un llamado al Sistema de Emergencias 911. Al arribar al lugar el hombre aseguró que su esposa lo habría violentado arrojándole objetos, por lo que decidió convocar a la Policía.
Su esposa dio otra versión de los hechos. Dijo que su marido la había empujado luego de solicitarle que bajara a la planta baja de la vivienda a limpiar un líquido.

La mujer luego se negó a radicar denuncia contra su esposo y a ser examinada por un médico, por lo que los oficiales policiales labraron un acta de declaración. Según relataron, mientras uno de ellos escribía, el fiscal Snopek los empujó, amenazó y cerró la puerta de ingreso, impidiendo que los tres agentes salieran de la vivienda.

Finalmente, la esposa abandonó el lugar junto a su hijo de cuatro meses.

La segunda denuncia, que fue registrada ya a la mañana, la radicó uno de los policías que intervinieron, esta vez por amenazas del fiscal federal.
La fiscal Sodero precisó que, pese a la ausencia de denuncia por parte de la víctima en relación al delito de lesiones, el Ministerio Público Fiscal estima menester la apertura de la investigación penal también en relación cona este ilícito penal “dadas las particularidades del caso, en tanto se trata de violencia de género con evaluación de riesgo positiva, que obliga al Estado a intervenir atento los compromisos internacionales asumidos a través de la Convención de Belém do Pará, que permiten afirmar que estamos ante la excepcionalidad que prevé la citada normativa en cuanto se trata de una cuestión de interés público que amerita y exige la actuación oficiosa de los operadores jurídicos en su obligación de prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género, a la par que deviene imperativa la protección integral de la víctima”.
No es la primera vez que el fiscal Snopek trasciende por este tipo de escándalos, entre sus antecedentes existe una denuncia por violencia contra una empleada de la Fiscalía donde trabaja.

Antecedentes

El fiscal imputado fue investigado también por violencia de género en Jujuy, en un hecho que involucra a su exesposa. En ese caso la investigación disciplinaria de la Procuración General de la Nación se cerró sin ningún tipo de castigo o apercibimiento contra el funcionario. 
También tiene casos de violencia contra una empleada de la Fiscalía Federal de Salta y contra una defensora oficial de la Provincia, quien lo denunció en 2019, pero dentro del marco institucional del Poder Judicial. Ese caso tampoco prosperó.

Antes del último escándalo Francisco Snopek era reconocido por su intervención en diferentes causas de suma trascendencia en la provincia, como fue el juicio por delitos de lesa humanidad cometidos contra 32 víctimas en las ciudades de Orán, Tartagal, Colonia Santa Rosa, Metán y Salta entre junio de 1975 y octubre de 1976. Las audiencias fueron hace cinco años y se resolvieron con cuatro condenas perpetuas. Hace tres años Snopek fue designado como fiscal revisor, también a cargo del área de Flagrancias e Investigación y Litigación de casos sencillos y del área de Ejecución Penal. 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...