Al grito de “¡Viva San Pedro y San Pablo!” se encendieron los fogones en Cerrillos

Una multitud de cerrillanos participó anoche de los tradicionales fogones de Villa Balcón. Allí, pasadas las 21 al grito de “¡Viva San Pedro y San Pablo!”, los vecinos encendieron una montaña de ramas y de pasto seco, mientras los chicos pedían caramelos, ya que es tradición en esta fiesta es repartir dulces, chocolate caliente, pan dulce y café. A esta costumbre la denominan “manchancho”
Otra de las ofrendas esperadas fueron las de doña Maria Fuentes de Arias, quien este año preparó y distribuyó entre los presentes más de 1.300 tamales. Fueron varios días de preparativos y de mucho trabajo, para brindar lo mejor de sí en la fiesta de San Pedro y San Pablo
Las llamas llevaron calor a la gélida noche del martes en la avenida Manuel J. Castilla, donde históricamente se lleva a cabo el ritual de la mano de las familias Villa y Arias, entre tantas otras. Fueron diez las fogatas que se realizaron en la barriada ubicada en el acceso norte a la localidad.
También echaron muñecos de Judas a la hoguera, lo que representa dejar atrás lo viejo y lo negativo. Las actividades se extendieron hasta las 12.30, aproximadamente, y la gente pudo disfrutar del espectáculo folclórico y de cumbia que brindaron tres grupos musicales, entre ellos "El Seba Velázquez", la "Agrupación Carpera" y "David Lazarte". Se sumaron también a los fogones las autoridades locales, entre ellas la intendenta Yolanda Vega y el senador Fernando Sanz.

 

 Sirvieron más de 1.300 tamales en la casa de doña María Fuentes de Arias 

 

"Fue una noche muy linda, que quedará en el recuerdo. Hubo más de 1.000 cerrillanos que se sumaron a los fogones, una tradición que continúa viva en Cerrillos"; contó Claudia Arias, vecina del lugar. 

 

También hubo fogones en Sivero y barrio Congreso Nacional.

 

 

Significados del ritual 

Antaño, en algunas culturas eran en agradecimiento y al mismo tiempo para atraer la bendición del sol sobre los hombres, mujeres, niños, animales y campos. Por eso, se encendían grandes hogueras, tradición que perduró hasta nuestros días. También se asoció esta festividad a obtener pareja o bien a conservar la que ya se tiene. En otras palabras, se la relaciona con la fertilidad y la fecundidad, amorosa y de todo tipo. 

 

 Pintura de los fogones de Cerrillos. Autor: Mario Abalos


En cuanto a las fogatas de San Pedro y San Pablo, son en conmemoración “del martirio del primer papa, San Pedro, y del Apóstol de los Gentiles, San Pablo. Al amanecer del 29 de junio del año 67, ambos fueron sacados de la prisión para ser ejecutados por orden de Nerón. Pedro fue llevado a la Colina Vaticana y crucificado cabeza abajo según su deseo, por considerar demasiado digno morir como su maestro. Pablo fue conducido a Ostia, lugar próximo al río Tiber, y allí fue decapitado”.
Cada pueblo tiene una forma de sentir la fiesta, celebrando ritos neopaganos y cristianos de acuerdo a su tradición y cultura. En Cerrillos, perdura la tradición de los fogones que lejos de desaparecer, crece todos los años.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...