Pablo Carignano: “En la zona del NOA y el NEA siete de cada 10 muertos en siniestros viales son motociclistas”

Como cada 10 de junio,  se conmemora el Día de la Seguridad Vial en Argentina. Una fecha que tiene origen en el año 1945, cuando las calles de Argentina se dieron vuelta y cambiaron el sentido de circulación para que el tránsito se adaptara a los nuevos vehículos que se importaban desde Estados Unidos y tenían el volante a la izquierda. Desde entonces, se dejó atrás la costumbre de circular como en Inglaterra, que se usaba hasta ese año.

Hoy, la Seguridad Vial tiene un sentido mucho más profundo, ya que las muertes por siniestros de tránsito se cobran miles de vidas cada año y, aunque este año las cifras muestran una mejora respecto de niveles prepandemia, aún son preocupantes. 

Cambiar esta lamentable realidad es, de acuerdo a las consideraciones del Director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), Pablo Martínez Carignano, una tarea que debe empezar por casa, con concientización, más allá de que desde los organismos del Estado se apliquen medidas y campañas de concientización. “¿Si no permitimos que nuestro hijo se tire de cabeza de la terraza, por qué lo dejamos salir en moto sin casco?”, cuestionó.

¿Cuál es la importancia de trabajar en la concientización en Seguridad Vial?

Teniendo en cuenta que los siniestros viales son la principal causa de muerte en menores de 35 años en nuestro país, el trabajo en Seguridad Vial es imprescindible, impostergable y tiene que reunir los esfuerzos de todos los niveles del país. Desde Nación, provincias y municipios para intentar mitigar un poco tanto dolor que año a año nos golpea como sociedad. 

En estos momentos hacemos un balance de estos dos años y medio de gestión, con pandemia en el medio, y tenemos muchas cosas positivas. La primera de ellas es que estamos con un número de muertos 25% por debajo de los números de la prepandemia.

Nuestro trabajo debe medirse, en última instancia, por cuánta gente se ha salvado y, en ese sentido, estamos bien; pero mi obligación cuando hay vidas en juego siempre es mirar el vaso medio vacío. Y el vaso medio vacío nos dice que todavía en Argentina mueren 11 personas por día en accidentes de tránsito. No 15 como antes, pero aún así esto es inaceptable, sobre todo porque las causas de esas muertes son, en su enorme mayoría, perfectamente evitables.

En la zona del NOA y el NEA 7 de cada 10 muertos en siniestros viales son motociclistas. Salvo excepciones en ciudades grandes o capitales, uno recorre los pueblos y el uso de casco es muy escaso.

¿Y esto cómo se corrige?

Nosotros llevamos adelante el plan federal de cascos, capacitamos jóvenes, entregamos cascos, mejoramos los exámenes para entregar licencias, y lo vamos a seguir haciendo. 

Pero un reclamo que tenemos que hacer en el Día de la Seguridad Vial, es que quienes tienen que hacerse cargo en sus distritos, que son los intendentes, lo hagan, porque el poder de policía de tránsito es local. Pero en la puerta de la Municipalidad de cualquier pueblo se puede ver todos los días cómo familias enteras pasan arriba de una moto sin casco. Tienen que decidirse a hacer lo que nunca se hizo que es enfrentar el problema con responsabilidad.

Muchos pueblos del NOA están atravesados por rutas, ¿esto influye en las cifras de muertes por siniestros viales?

Las estadísticas nos marcan que la mayoría de los siniestros se dan dentro de las ciudades o pueblos, pero en provincias como Salta, hay muchos siniestros de obreros que van a trabajar a las plantas de frutas o a los ingenios, etcétera. Trabajamos con ellos para darles herramientas de visibilidad, entregamos chalecos, porque mayormente se mueven en horarios donde hay poca luz, a primera hora de la mañana cuando entran a trabajar. Muchas veces van en motos sin luces. Es un problema grande. Pero dentro de las ciudades tiene que aparecer el intendente.

Todos tenemos que hacernos cargo...

Así es. Antes que el intendente, y esto puede sonar polémico, yo como padre me pregunto qué pasa por las cabezas de un padre o una madre que permiten que su hijo o su hija se vayan de la casa en una moto sin casco. Porque, a esta altura, nadie puede decir: yo no sabía. Todos los padres sabemos que nuestros hijos andan en moto y si usan casco o no. Seguramente a un hijo, si nos dijera que se quiere tirar de cabeza de la terraza le diríamos que no, porque se va a matar. Sin embargo, los vemos todos los días irse con la moto sin el casco y no decimos nada. Entonces, ¿somos buenos padres si hacemos eso? Yo me lo cuestiono seriamente. La seguridad vial tiene que empezar por casa.

Pero no solo permiten a sus hijos ir sin cascos, muchas veces los padres van con sus hijos en moto sin casco, o en auto sin sillita, sin cinturón de seguridad o en el asiento delantero...

Exacto. En todo esto estamos trabajando muchísimo, pero siempre corremos de atrás. 

La pandemia nos ha demostrado que una conducta tan simple como ponernos un barbijo podía salvarnos la vida. Y la gente lo hacía, y no salía de su casa sin barbijo. Con la moto pasa lo mismo. Es inaceptable que sigamos permitiendo que nuestros hijos salgan sin casco o llevarlos nosotros sin casco. Excusas puede haber miles, pero esas excusas terminan siendo asesinas.

Además de la enorme cantidad de muertes que causan los siniestros viales hay un alto índice de gente que queda con alguna discapacidad o secuelas de por vida...

Sí, y para todos ellos nosotros pedimos que se comuniquen con el 149 que es la red de asistencia y desde la Agencia de Seguridad Vial tenemos ayuda concreta para estas personas y su grupo familiar. Ya sea a las familias en casos de pobreza cuando el que queda incapacitado o muere era el sostén económico de la familia, nosotros le podemos dar un subsidio para poder mitigar por un tiempo la situación. También ayudarlos con trámites o clínicas de rehabilitación, prótesis etcétera. Les pedimos que nos llamen al 149 las 24 horas desde cualquier punto del país, es un número gratuito.

Tienen el proyecto de llevar la tolerancia cero de alcohol al conducir a nivel país. Es algo que ya se hace en Salta. ¿Consultaron la experiencia local?

Sí, hablamos con los salteños, con los jujeños, con los cordobeses... Con todos en donde hay tolerancia cero y la verdad es que los resultados son buenos. La gente entiende que el mensaje es claro, que no hay que tomar si vas a manejar y cada vez más conductores dan cero. Claro que no es una solución mágica, va a seguir habiendo conductores alcoholizados, pero serán cada vez más los que no beban alcohol antes de conducir.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...