Un falso "defensor" terminó  apresado en una insólita audiencia federal

Un hombre de Metán que cursa una condena en prisión domiciliaria en una causa por drogas y un "abogado clon" fueron protagonistas ayer de una audiencia judicial que quedará en los anales del fuero federal de Salta, tanto por sus insólitos ribetes como por la humanidad que prevaleció en operadores judiciales para bien de un niño con cáncer.

La Constitución argentina, a través de uno de los tratados internacionales incorporados en ella, ordena que en toda medida de instituciones públicas o privadas de bienestar social, autoridades administrativas, órganos legislativos o tribunales tenga siempre una consideración primordial el interés superior de niños y niñas.

Este mandato prevaleció ayer en una de las audiencias más inauditas que se recuerden en la sede de la Justicia Federal de Salta. Allí el presidente del Tribunal Oral Federal Nº 2, Abel Fleming, en su carácter de juez de ejecución penal, debía resolver un pedido de autorización que un condenado con prisión domiciliaria solicitó para poder viajar a Buenos Aires con su hijo por razones médicas imperativas.

El niño, de 10 años, necesita urgente tratamiento oncológico, por lo que el ingreso al hospital pediátrico Garrahan fue priorizado para comienzos de la semana entrante.

De hecho, los pasajes a Buenos Aires ya tienen reservas confirmadas para el próximo lunes.

Todo esto había sido remarcado por quien se acreditó como Nicolás Jesús Graneros, abogado del padre del niño, ante el juez Fleming; la secretaria del Tribunal, Leila Salum, y la representante del Ministerio Público, Carolina Jorge. Sin embargo, auxiliares del tribunal notaron una inconsistencia en la identificación del letrado y prendieron una luz de alerta. Advirtieron que en la credencial del defensor, el sello no avanzaba sobre la foto, como se acostumbra por un resguardo de seguridad. Ante la sospecha de una posible sustitución de identidad, se dispuso una rápida consulta a bases de datos oficiales y se constató que en el legajo de inscripción de la matrícula federal la foto de Graneros -el auténtico defensor registrado ante el fuero- no se correspondía para nada con el rostro de quien habría utilizado documentación fraguada para suplantarlo en sede judicial.

Por estas horas no está oficialmente confirmado si el extraño tiene realmente título de abogado, aunque se considera muy probable que lo sea, por el desenvolvimiento que tuvo en la convulsionada audiencia judicial. También están por establecerse las responsabilidades que pudieran recaer sobre el verdadero defensor por la sustitución de identidad que causó mucha extrañeza.

Lo concreto es que Fleming ordenó la detención del defensor "mellizo" por delito flagrante en audiencia. Al cierre de esta edición, seguía alojado en la delegación salteña de la Policía Federal, en calidad de detenido comunicado, y en las próximas horas podría formalizarse una acusación en su contra por falsificación de instrumentos públicos. En este punto, cabe decir que más de un funcionario judicial quedó conmovido, porque el defensor "clon" se desinteresó totalmente de su situación personal y agotó todos los intentos por conseguir otro abogado para que la audiencia no cayera y se frustrara el crucial viaje del niño. Agotados todos los intentos, fue él quien aconsejó a su "cliente" que designe una defensa oficial. Hecho esto, el letrado de quien aún se desconoce su verdadera identidad y que padecería Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) se descompensó y tuvo que ser asistido por el Samec.

Superado el trance, fue trasladado a la delegación de la PFA, donde quedó a disposición de Mariela Giménez, jueza de Garantías del fuero federal, con intervención primero del fiscal Eduardo Villalba y finalmente de su par Carlos Amad.

No solo la persona detenida mostró una sensibilidad humana, que más allá de lo estrictamente legal, merece ser resaltada.

Puesta al tanto de la situación la defensora oficial

Clarisa Galán se constituyó

inmediatamente en la sala de audiencia, haciéndose sin dudarlo de un espacio a sus múltiples tareas como defensora coordinadora regional. Con la misma disposición intervino Gala Poma, como asesora de menores por los derechos del niño.

Así, la audiencia siguió y el juez autorizó el viaje al Garrahan. El interés superior prevaleció por encima de todo y de todos. Por lo demás, con la esperanza puesta en el mejor final anhelado para esta historia, ya habrá tiempo para pensar, opinar y criticar lo que se quiera.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...