Tras el cimbronazo que provocó en el Gobierno la renuncia de Martín Guzmán, el presidente Alberto Fernández definió que no solo cubrirá la vacante en el ministerio de Economía sino que aprovechará la oportunidad para impulsar una reestructuración más amplia del Gabinete, en la búsqueda de inyectar respaldo político a su administración para hacerle frente a la crisis económica.

En este escenario atravesado por las urgencias, el Presidente y sus colaboradores más cercanos se reunieron en la quinta de Olivos para definir la profundidad de los cambios, que podrían incluir a la Jefatura de Gabinete -en el plano político- y al Banco Central, clave para el manejo de la política económica.

El Gobierno dejó trascender la decisión del Presidente de “mantener el programa económico” vigente, que incluye un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “No va a haber un giro brusco en la economía y se va a ratificar el rumbo”, dijo a La Nación un funcionario de primera línea de la Casa Rosada.

Entre los candidatos para suceder a Guzmán se ubicaban los economistas Emmanuel Alvarez Agis, Marco Lavagna y Augusto Costa. 

 Alberto Fernández habló con el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; el canciller Santiago Cafiero; su asesor Juan Manuel Olmos y la portavoz Gabriela Cerrutti, al tiempo que chateó con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa quien esta viendo a Tigre.

Segrio Massa es gran candidato a quedarse con la Jefatura de Gabinete hoy en manos de Juan Manzur, quien volvería a la gobernación de Tucumán. “Massa no quiere agarrar el Miniserio de Economía, quiere la Jefatura de Gabinete pero además tener influencia en el nuevo jefe de Hacienda”, indicó una alta fuente de Casa Rosada. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...