El empleo público creció el doble que el privado en la provincia

En un año se incorporaron 3.331 trabajadores formales a la administración pública de Salta (en los ámbitos nacional, provincial y en las municipalidades), de acuerdo a los últimos registros de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT) con referencia a marzo pasado. El crecimiento interanual del empleo público salteño para ese mes fue del 3%, que es casi el doble de lo que aumentó el trabajo privado en la provincia en el mismo período. Todo un signo de por dónde se mueve la economía local.

El mercado laboral privado registró 115.600 puestos en la provincia durante marzo, esto es un 1,6% de suba interanual, pero es una cantidad de trabajadores registrados menor a la que había antes del ingreso de la pandemia del coronavirus al país y el descalabro que esto produjo. Es una de las cinco jurisdicciones del país que todavía tiene variaciones negativas en la misma comparación (las otras son Mendoza, Ciudad de Buenos Aires, Neuquén y Tucumán). En febrero de 2020, en Salta había 118.200 empleados privados (un 1,6% más que en el tercer mes de este año).

En tanto, la situación del empleo público provincial muestra una dinámica más activa. Tuvo un crecimiento de un 1,8% en marzo con respecto a febrero de 2020, cuando había 110.426 puestos en las distintas dependencias de la administración estatal. La mayoría corresponde a la Provincia (son alrededor de 70 mil, según el Presupuesto de este año).

El empleo formal privado marca el pulso de la productividad. El aporte del trabajo estatal al producto bruto interno es casi nulo. Todo lo contrario de lo que sucede con el trabajo en el sector privado, que suele ser consultado por los especialistas para medir el peso de una economía en particular.

La construcción es una de las pocas actividades que impulsó la leve recuperación laboral privada de los primeros meses del año. Entre enero y abril, el empleo en las obras creció un 23% en relación con el mismo cuatrimestre de 2021, según un reciente reporte del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric). En abril había 8.421 trabajadores en la construcción salteña; fue un 26% más que en igual mes del año pasado.

La minería también hizo su aporte al empleo privado salteño. La actividad, en franco desarrollo en la Puna, registró 2.563 puestos privados directos en febrero pasado, a los que hay que sumar el trabajo indirecto, que se debe multiplicar por dos, en las estimaciones más conservadoras.

En el campo salteño ocurrió todo lo contrario. El empleo registrado en la agricultura y ganadería local disminuyó en 2.426 puestos entre enero de 2020 y el mismo mes de este año, según las estadísticas oficiales.

Trabajo en negro

La caída de la desocupación al 6,8% durante el primer trimestre de este año en la capital salteña y alrededores que dio a conocer el Indec hace dos semanas tiene una contracara amarga que es el crecimiento del trabajo precarizado en el principal aglomerado urbano de la provincia.

Según explicó a este diario el titular del Instituto de Estudios Laborales y del Desarrollo Económico (Ielde) de la UNSa, Jorge Paz, entre enero y marzo últimos unas 11.500 personas se incorporaron al mercado laboral en la ciudad de Salta y municipios colindantes, pero la mayoría obtuvo un trabajo en el sector informal. Basta comparar ese número con los que se brindaron sobre el empleo formal privado para sacar la misma conclusión.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...