En el segundo trimestre, tres veces más denuncias por abuso sexual

Durante el segundo trimestre de este año casi se triplicaron las denuncias por abuso sexual simple que ingresaron en el distrito Centro -sede Capital- del Poder Judicial de Salta. Desde que comenzó el año hasta el 20 de marzo último había 46 denuncias por este delito; desde el 21 de marzo hasta el 30 de junio estas fueron 127. Las denuncias por abuso sexual simple calificado también se triplicaron: 2 en la primera parte del año y 6 en la segunda. Aquellas por abuso sexual gravemente ultrajante se duplicaron: hasta marzo fueron 6 y después, 13.

Funcionarias expertas en cuestiones de violencia sexual y de género consideraron que el aumento de denuncias desde fines del tercer mes del año podría relacionarse con el comienzo de las actividades escolares, el dictado de educación sexual integral (ESI) en las escuelas y la posibilidad de detectar situaciones de abuso y actuar siguiendo protocolos.

Sin embargo, observaron que para sacar una conclusión al respecto se debería contar con más información por parte de los organismos públicos, como la edad de las víctimas, el origen de las denuncias y el registro de protocolos aplicados por escuelas ante vulneraciones de derechos de niños, niñas y adolescentes (NNyA).

Detectar y evidenciar

La subsecretaria de Políticas Contra la Violencia por Razones de Género del Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad, Rosaura Gareca, observó en relación con las denuncias por abuso sexual que en los datos del Poder Judicial no está detallado si las víctimas tienen menos de 18 años o si son mayores de edad.

Sin embargo, señaló que "cuando se trata de personas menores de edad, las escuelas funcionan como espacios de detección de abusos sexuales intrafamiliares".

Mencionó que, cuando se empieza a hablar de ESI o de otras temáticas, salen a la luz situaciones que sufren los estudiantes, a partir de lo cual se puede hacer abordaje y dar lugar a otras intervenciones. "En la escuela pasan muchísimas horas y allí se pueden detectar y evidenciar situaciones de abuso y seguir protocolos para tomar medidas", agregó.

Actuar y prevenir

La directora del Servicio de Asistencia a la Víctima (Savic) del Ministerio Público, Matilde Alonso, observó que el dictado de la ESI en escuelas y colegios favorece o posibilita que las personas develen hechos de violencia sexual contra las infancias.

Valoró que las instituciones educativas cuentan con la Resolución N´ 546D, del Ministerio de Educación, con un protocolo de intervención en casos de abusos sexuales hacia las infancias, que guía a las autoridades en la actuación ante sospecha o develamiento de situaciones de abuso sexual que podrían afectar a NNyA.

"Estas intervenciones rápidas hacen que no solo se posibilite el actuar de un modo más inmediato, sino también que cesen los hechos de violencia sexual y se prevengan mayores consecuencias dañosas para los chicos", evaluó.

La referente evaluó que estos factores podrían influir en el aumento de la cantidad de abusos sexuales denunciados, aunque mencionó que se trata de una hipótesis que habría que corroborar con las fiscalías de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual (UDIS), para saber si en el origen del aumento de la cantidad de denuncias inciden las intervenciones a través de establecimientos educativos estatales o privados. "Habría que correlacionar esas dos líneas", enfatizó.

Alonso recordó que, a partir de la modificación del artículo 72 del Código Penal, cualquier persona que conozca situaciones de vulneración de derechos hacia NNyA tiene la responsabilidad de denunciar.

"Las escuelas son caja de resonancia de las violencias que padecen los chicos en espacios extraescolares. Eso posibilita la pronta intervención y que esta sea preventiva", agregó.

Dónde denunciar

Ante delitos sexuales, Gareca recomendó hacer las denuncias y/o articular con organismos que están especializados en estos temas como el Savic, la Oficina de Orientación y Denuncia y las UDIS.

"Más allá de la contención a la víctima, es importante hacer el recogimiento de la prueba, como las revisiones médicas, o la aplicación de kit profilácticos", mencionó.

Estos organismos especializados ven de dónde proviene la supuesta agresión, quién es el victimario y si forma parte del entorno familiar o no.

"Para evitar revictimización, se busca que el recogimiento de testimonios se haga una vez y con toda la formalidad para que sirva como prueba", agregó.

La funcionaria advirtió que, como los efectos de los delitos sexuales perduran en el tiempo, no hay límite de tiempos para realizar las denuncias.

Piden registro de  protocolos 

Según comentó la directora del Observatorio de Violencia contra las Mujeres (OVcM) Ana Pérez Declercq, falta información para concluir que el aumento de denuncias por abuso sexual simple se relaciona con la actuación de las escuelas ante la detección de vulneraciones que podrían sufrir los estudiantes.

La referente del organismo autárquico mencionó que no se tiene un registro de los protocolos aplicados en las instituciones educativas de la provincia ante situaciones de maltrato infantil, abuso sexual y violencia de género.

Contó que desde el OVcM lo solicitaron a la cartera educativa y aún no obtuvieron respuestas.

El protocolo de intervención, aprobado mediante la Resolución N´ 546D, en 2019, fue elaborado por el Ministerio de Educación, en conjunto con el OVcM, para brindarles a las escuelas herramientas para saber cómo actuar ante la sospecha o detección de vulneraciones; no solo para denunciar, sino también para contener a los niños.

Esta guía de actuación acompaña el artículo 6 de la ley N´ 7.888, que obliga a funcionarios de Educación, de Salud y vinculados al ámbito de la familia a denunciar situaciones de violencia.

Desde fines del año pasado la cartera educativa trabaja este tema con la plataforma Escuelas en Alerta.

"Sería interesante contar con esa información para ver por qué en una escuela presentan cinco protocolos por año y en otra no aplican ninguno", evaluó la experta y señaló que el hecho de que no se apliquen protocolos no significa que no haya niños que sufren abusos, maltratos o violencia.

Pérez Declercq observó que si hubiese un registro de protocolos aplicados se podría saber si el aumento en la cantidad de denuncias por abuso sexual simple está relacionado con el ámbito de donde proviene la denuncia.

Comentó además que en los datos aportados por el Poder Judicial no se conoce la edad de las personas que denunciaron abuso sexual.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...