Se sacó los botines para prestarle a un futbolista: el enorme gesto de un juez de línea

En el mundo del fútbol, los árbitros y jueces de línea casi son considerados enemigos de protagonistas y espectadores. Sin embargo, son seres humanos con sentimientos y buenas intenciones. Un ejemplo de ello es lo que ocurrió en la Liga Rafaelina, cuando el juez Sergio Arrieta tuvo un gesto conmovedor: vio que uno de los juveniles del club Centro Cultural, Deportivo y Biblioteca Aldao tenía sus botines rotos y que no intervenía en el juego, por lo que se sacó los suyos y se los dio para que continúe el juego. Arrieta, en tanto, continuó dirigiendo descalzo.

“Me recontra agradeció con una sonrisa de oreja a oreja. Estaba con la cara completa de felicidad”, dijo el juez de línea tras finalizar el partido. Lucas, el futbolista, le fue a devolver los botines.  

Cuando se enteró el padre del menor, también agradeció: “Cuánto valor le queda a mi hijo”. Y los mensajes se multiplicaron en la ciudad santafesina ya que la familia del juez de línea, que también es profesor de Karate, recibió notificaciones del hecho.

Finalmente desde el Facebook del club que defiende Lucas, postearon: “Durante el partido al jugador del C.C.Dy B. Aldao se le rompieron sus botines y el Sr. Sergio Arrieta, que estaba arbitrando, se sacó los suyos y dirigió en medias para que el chico pueda seguir jugando. Aplausos y más aplausos para Sergio. Sigamos con estos gestos que suman para mantener el fútbol de nuestros chicos”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...