El sábado, los chicos del Taller de Música Cerrillos brindarán un concierto

En vísperas del Día de las Infancias, el Taller de Música de Cerrillos (TaMuCe), dirigido por el profesor Miguel Yonar, brindará una velada artística. El espectáculo denominado “Que se vengan los chicos” tendrá lugar el próximo sábado, a partir de las 21, en avenida General Güemes 665 (Museo de la Guitarra). 
“Está prevista la actuación de 15 chicos, cuyas edades van desde los 7 a los 14 años. Ellos interpretarán un extenso repertorio de temas folclóricos, melódicos y algo de rock también. Muchos tocarán por primera vez en público, lo que representa un paso importante en su carrera musical”, explicó Yonar

La entrada será gratuita.  “Están todos invitados a sumarse a la propuesta. Es importante que apoyemos a los niños en su formación como artistas”, manifestó el docente. 

Miguel Yonar destacó el valor de la música como formadora integral del niño. “Desde los griegos antiguos, las artes son la base de la formación integral de la persona. La música en particular tiene la capacidad de transportarnos a un mundo ideal, intangible, al mundo de las emociones, de las pasiones. Desde el punto de vista social, es fundamental para la contención de niños y jóvenes, y los aleja de los peligros de la calle. Las artes forman en valores”, explicó.

 

“Van cambiando los tiempos y cambian también los ritmos y los estilos musicales, pero las temáticas siguen siendo prácticamente las mismas: el amor, el dolor, la política, las cuestiones sociales. La música es un lenguaje que nos permite comunicar, lo que muchas veces hablando no podemos”, aseguró el cerrillano.

 

 

TaMuCe, 30 años de trayectoria

La historia de TaMuCe comienza a tejerse en 1992, cuando se creó la Cooperativa de Vivienda y Consumo en Cerrillos. Se trataba de una entidad que había nacido para brindar una solución a la falta de transporte público que por aquellos tiempos afectaba a esa localidad del Valle de Lerma

Luego, la ONG fue incorporando otras actividades, entre ellas un taller de artes. Fue así que Miguel Yonar y el plástico Alberto “Tito” Cruz brindaron clases se música y pintura, en un local ubicado frente a la plaza principal. Fue todo un movimiento cultural el que se gestó allí.  

Tres años más tarde, la cooperativa cerró sus puertas. “Tenía muchos alumnos en aquel momento. Por ese motivo decidí continuar con los talleres, esta vez en un espacio que me cedió la comuna el complejo deportivo. Con los años abrí el local donde funciona hasta hoy, en Belgrano 544, de barrio San José”, recordó Yonar.

El “Maestro”, como lo llaman en su pueblo, comenzó desde chico a combinar acordes en las históricas guitarreadas que se hacían en la vieja estación de trenes de Cerrillos. En esas rondas solían tocar los hermanos De Vasconcellos, los Ceballos, los Aguilera, entre otros. “Yo tenía 12 o 13 años, y en esos encuentros enamoré de la música para siempre. Ya de adolescente conocí a un gran maestro, a José María “El Gordo” Rico, quien me transmitió todo un bagaje de conocimientos, y luego al guitarrista, cantor y compositor Luis Menú, fundador de Los de Salta”, destacó. Yonar se volcó de lleno al folclore y a estudiar en la Escuela de Música de la Provincia.  Junto al cantante Marito Mauriño ganó en 1986 el Pre Cosquín y luego representaron a Salta ese año en el afamado festival.

Este año, TaMuCe cumple 30 años y su música está más vigente que nunca.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...