VIDEOS. Cargnello convocó a trabajar por la Argentina en el día de San Cayetano


A lo largo de este domingo, la comunidad del templete a San Cayetano celebró al patrono del pan y del trabajo con una misa multitudinaria. El encuentro de los creyentes sumó a decenas de personas que se acercaron con sus imágenes, al paso de la imagen mayor desde la capilla que lo aloja hasta la plaza España, donde a las 16.30 monseñor Mario Cargnello dio inicio a la celebración religiosa. Durante la homilía, el religioso convocó a que “todos trabajen para gestar una Argentina mejor, pero que cada uno de nosotros ponga lo que le corresponde. Esta Argentina tiene que ser construida por nosotros”. 

 

El valor del trabajo

Al inicio de la misa, Mario Cargnello expresó la gratitud de haber podido realizar las celebraciones religiosas previstas a lo largo del año. “La celebración de San Cayetano sirve para alimentar la fe y para comprometernos antes de Dios, haciéndolos solidarios con nuestros hermanos. Hoy frente a la figura de San Cayetano se pone en nuestra conciencia el tema del trabajo. Nuestro tiempo está marcado por la dificultad para encontrar trabajo y le venimos a pedir ayuda. Muchos para encontrar y muchos más para agradecer”, afirmó el religioso. 
Monseñor recordó que el trabajo dignifica al hombre y la mujer. “El hombre y la mujer se sienten plenos por el trabajo y buscamos trabajar, porque en una jornada en que se pudo hacer algo y transformar una realidad, es una jornada que llena nuestra vida”, expresó. 

 

Javier Corbalán

 

Monseñor analizó que en la actualidad la cuestión del trabajos es difícil. En los vínculos sociales se mete el egoísmo, las situaciones de injusticia y “todavía no le encontramos la salida. El momento es difícil pero no es imposible, porque sigue siendo la tierra bendita del pan. La llamada es a todos los argentinos y a quienes tienen mayor posibilidad es más exigente. Porque el que tiene mayor responsabilidad, y nadie debe olvidarse que somos administradores, no somos dueños de la vida de los demás y que Dios nos va a juzgar, por cómo nos hemos cargado al hombro la vida de quienes se nos ha confiado”, expresó, para continuar con la celebración religiosa, que además de contar con el coro del templete estuvo acompañada por la banda de música de la Policía de la Provincia. 
 

 

 

 

Expresiones de fe

Previo a la celebración religiosa los peregrinos que concurrieron a la procesión de San Cayetano se fueron sumando, al paso de los imagen mayor llevando en sus manos y hombros las réplicas del santo que protege a sus familias y sus trabajos. 
“Estamos presentes todos los años. Hace dos años que no podíamos estar presentes, así que estamos acá. Mi esposo está llevando la imagen mayor y nosotros llegamos con la nuestra, que es un regalo de mi cuñada”, expresó Alicia, con la imagen de su San Cayetano colocada en su pequeño escaparate, que llevaba sobre los hombros junto a su hija. 
En una de las veredas cercanas a la plaza España estuvo presente María, que entre sus brazos sostenía la imagen del San Cayetano de su madre. “Vengo a dar gracias por el pan de cada día y por el trabajo de toda la familia”, expresó la mujer cargada de emoción. 
Con un cuadro gigante, sostenido con muchísima fe, Santos Ramos expresó entre lágrimas que desde 1992 llega a la procesión de San Cayetano. De profesión zapatero, Santos le contó a este medio que desde hace años hace los botines de los efectivos policiales, y que todos los años llega con su cuadro para dar testimonio de fe y agradecimiento. 
Mirtha llegó con la imagen que era de su madre. “Pido por todos los jóvenes de Salta, para que todos ellos encuentren trabajo, que es lo que necesitamos”, expresó la mujer emocionada por estar una vez más en la procesión. 
 

Javier Corbalán


Por la salud y la familia

“Venimos por todas aquellas familias que necesitan trabajo y por la salud de todos”, expresó María que llegó a la procesión junto a su esposo. 
Desde San Agustín llegó Cristina que tiene una imagen de San Cayetano desde hace 10 años. Esta imagen fue un regalo de su madre, y nunca falta a este festejo de agradecimiento. “Es una tradición, venimos todos en familia. Cuando era chica, una tía vivía a 6 cuadras de acá, nos juntábamos en su casa y veníamos a la procesión y a la misa para San Cayetano”, recordó. 
 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...