Hacen fila desde la madrugada para inscribir a sus hijos en una técnica

Nadie puede dudar que la Escuela de Educación Técnica 3.117 Maestro Daniel Oscar Reyes de barrio San Remo es una institución muy destacada y prestigiosa. Eso hace que año a año, cientos de chicos decidan inscribirse en esta institución.

Sin embargo, este año los directivos de la técnica vivieron una situación inédita. Desde que se abrieron las inscripciones para el ciclo lectivo del año que viene, padres de distintos barrios van desde la madrugada a hacer fila para poder conseguir un lugar. Madres de Solidaridad, Casino, San Remo, Docentes, hasta de Cerrillos esperan horas para tener una oportunidad.

El Tribuno se acercó ayer hasta la institución para dialogar con los padres y conocer qué los motivó a pasar horas y horas para poder conseguir un tan ansiado turno. Las mamás que estaban desde la noche anterior contaron que piensan que las escuelas técnicas tienen una mejor adaptación y articulación para los nuevos desafíos laborales que se presentan.

Saben que los chicos tienen que estar preparados para un mundo de trabajo más complejo y tecnológicamente avanzado. Creen que con informática, robótica o electrónica van a tener las herramientas necesarias para poder salir adelante en un futuro.

Analía, mamá de Juan, desde el lunes va al colegio para poder inscribir a su hijo. El martes fue a las seis y ya estaba completo. El miércoles volvió, pero esta vez a las dos de la mañana, y tampoco consiguió. La escuela solo daba 30 números por día y era muy complicado obtener uno. Lo cierto es que desde ayer comenzaron a repartir 70, para evitar que la gente se amontone.

Es así, que Analía y distintas madres decidieron organizarse. "Con las chicas que habían estado durante la noche decidimos armar una lista para asegurarnos el lugar. Así que con las 30 mamis que estamos, nos vamos turnando durante el día para que cuando abran las puertas tengamos seguro un número", expresó ayer la mujer.

Las madres armaron grupos de seis personas e iban haciendo postas. Se turnaban durante el día para asegurar que siempre haya gente. A las dos de la mañana, del día siguiente, tenían pensado reunirse las 30 para esperar en la puerta. La que no llegaba, perdía el turno.

El Tribuno también habló con los directivos del establecimiento. "Antes del 2016, nosotros teníamos que salir a buscar a los alumnos. Íbamos a las escuelas primarias con los alumnos para que den a conocer su escuela. Teníamos que ir a promocionarla para ir llenando los cursos", expresó Elio Brito, director de la Técnica Reyes.

La participación de alumnos en las técnicas de Salta viene en aumento y se ubica en el 20,6% del total de los estudiantes del nivel secundario. Según datos del Ministerio de Educación, en la provincia hay 70 unidades técnicas estatales que reciben a 28.500 alumnos. La matrícula tuvo un crecimiento del 21% en 10 años. En el 2011, la cantidad de chicos que asistían era de 23.600.

"A partir de 2017 nuestra escuela comenzó a salir premiada, ganamos olimpíadas en electrónica e informática, salimos en el diario y nos fueron conociendo. Ahora gracias a Dios muchos padres están buscando nuestra escuela", expresó el director.

La Técnica Reyes, como le dicen los chicos, tiene siete primeros años de 30 alumnos cada curso. La matrícula total en ese curso es de 210 chicos divididos en siete divisiones: cuatro a la mañana y tres a la tarde.

Respecto a los padres que se van a acampar a la entrada de la técnica para poder asegurar un lugar en la escuela, el directivo comentó que es la primera vez que pasa algo así y agregó que el año pasado las vacantes se completaron en dos días.

Todos los días, los celadores de la institución reparten los números (primero eran 30 y ahora 70) a los padres que están al inicio de la fila. Después, llenan los formularios que les entregan en la escuela y sus hijos quedan formalmente preinscriptos.

Con la cantidad de alumnos que se inscribieron ayer, ya se habrán completado tres de los siete cursos que hay en la técnica. Los ingresantes que tienen prioridad son los que ya tienen hermanos en el establecimiento educativo; no así los otros familiares.

"Lo que nos dicen los padres es que quieren que sus hijos vengan a la escuela. Nosotros, en las charlas que damos antes de abrir la inscripción, le comentamos que es una escuela técnica, que no es igual que otra institución, que los gastos son mayores y por suerte nos siguen eligiendo", expresó.

Los ingresantes tienen carpintería y electricidad el primer año. Ambos oficios tienen herramientas y materiales que son muy caros y que pueden significar un gasto importante para los padres.

"Que haya tanto interés de los chicos en venir a la técnica para mí es algo bueno. Nosotros antes no éramos competencia para ninguna otra escuela, éramos la tercera opción. Pero hoy las cosas han cambiado. Hoy la relación con los alumnos también ha cambiado, ellos ahora se sienten parte de su escuela, la cuidan. No es como antes que la dañaban", destacó el directivo.

Elio Brito resaltó que la Técnica Reyes está en un barrio. Afirmó que hay pocas escuelas de estas características que estén en los barrios y eso hace que exista un especial interés porque la población creció mucho en zona sur.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...