“El esclarecimiento de un hecho tan grave daría justicia a la memoria de Jimena y a su familia”

El abogado Pedro Arancibia, defensor de  Nicolás Cajal Gauffin, viudo de Jimena Salas, se refirió a las tres nuevas detenciones ocurridas en los últimos días que permiten vislumbrar una posible solución a un caso que aún mantiene en vilo a la sociedad de Salta. En diálogo con Radio Salta, el letrado dijo que: ”Estamos interesados en que se esclarezca el hecho si no también en que no se lleve a un perejil a juicio, por eso seguimos muy de cerca todo lo que está pasando. Queremos ser prudentes en algún tipo de opinión no solamente porque la causa esta bajo reserva de actuaciones sino también porque entendemos que hay que ir viendo como se dan los resultados de algunas pruebas que se están haciendo”, expresó.

Cabe recordar que el 26 de mayo de 2021, Sergio Vargas y Cajal Gauffín fueron absueltos por el beneficio de la duda por el Tribunal de juicio. 

Agregó que: “Ojalá exista justicia por la memoria de Jimena, por sus hijas y por Nicolás y que la gente pueda recuperar su confianza en todo proceso judicial salteño”. Arancibia indicó que es muy importante conocer las pruebas y que sean “realmente contundentes”.

Aseguró que la detención de Vargas y Cajal Gauffín fueron un capítulo negro en la investigación del caso. “Eso ocurrió porque no existe en Salta un estado de derecho”, remarcó. Indicó que es natural que se presenten grupos de personas que simpaticen con los detenidos.

Uno de ellos, Javier Saavedra -quien se desempeñaba como misionero en Santa Victoria Este-, fue apresado en una iglesia, tras lo que un grupo de vecinos y feligreses marcharon por su libertad. “Acá lo importante son las pruebas”, remarcó el abogado.

El pasado 20 de septiembre tres personas fueron detenidas por el crimen de Jimena Salas,  uno de ellos se encontraba en el norte de nuestra provincia. Los hombres fueron detenidos en allanamientos ordenados por Ada Zunino, luego de que lo solicitara la fiscalía ante los indicios que surgieron en el marco de una nueva línea de investigación.

El crimen de Jimena Salas ocurrió el 27 de enero de 2017. Ese día el servicio de Emergencias 911 recibió un llamado por parte de quien posteriormente sería identificado como Nicolás Cajal, su viudo. El hombre informó que, cuando llegó a su domicilio, ubicado en la localidad de Vaqueros, encontró el cuerpo sin vida de su pareja, Jimena Salas, en el sector de la cocina comedor. 

El cuerpo de la mujer tenía al menos 40 puñaladas y sus hijas, de solo tres años, estaban encerradas en el baño.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...