Una mujer fue estafada y agredida por el alquiler de un terreno en Quijano

El calvario de una mujer y sus hijos por encontrar un alquiler terminó en agresiones, amenazas y una recomendación inusitada de un fiscal, que le sugirió dejar cuanto antes el alquiler para evitar que sea agredida por el dueño del inmueble. El agresor nunca fue detenido y ahora se descubrió que se hizo del terreno en un loteo popular de forma poco clara.

Todo sucede en el barrio Progreso III de Campo Quijano, un populoso sector a un costado de la ruta provincial 36. Allí vive Araceli Pérez, una joven madre que llegó de La Silleta en busca de una vivienda en ese pueblo. Como no sabía dónde vivir, apenas llegó al Portal de los Andes publicó en redes sociales la búsqueda de un alquiler. Así, llegó a conseguir un arriendo de un loteo que solo tiene cuatro paredes y un techo. Carece de baño y agua. Ante la desesperación de hallar un lugar para ella, su marido y su bebé de 4 años, aceptó el trato. A medida que pasaron los meses todo se volvió un calvario.

"Por tres meses de alquiler más de 45 mil pesos. Queríamos un lugar para vivir, pero ese hombre un día apareció y nos pidió que nos fuéramos antes de lo acordado. Todo fue agresión y hasta me dio un golpe en el pecho amenazándome de dejarme parapléjica si no dejaba el lote", cuenta la mujer aún consternada con todo lo que le ocurrió.

Quién le alquila el decrépito inmueble es un sujeto de otra provincia que nadie sabe cómo accedió a estos terrenos populares entregados a familias vulnerables en la época de la intendencia de Manuel Cornejo. "Me entregó unos recibos por el pago, pero no respeta el acuerdo. Y todavía me amenazó y me golpeó. Lo denuncié cuatro veces en la policía, pero la Justicia se puso de lado de él"

Resulta que a pesar de haber sido violentada por el arrendatario en varias oportunidades, la fiscal Carolina Saravia Falcon nunca le puso custodia policial y en estos días le solicitó, por medio de la comisaría de Quijano, "que desaloje el 27 de este mes el inmueble para evitar nuevas agresiones".

Presa del miedo, la mujer debió concurrir a la Oficina de la Mujer de la Municipalidad de Campo Quijano en busca de ayuda en donde la están asesorando sobre esta delicada situación. "Nosotros la vamos a proteger en la situación de violencia que fue víctima. No entendemos cómo la Justicia recomendó que desalojara en un plazo la vivienda que fue alquilada de forma irregular. Vamos a cuidar de la integridad de esta familia", contó a El Tribuno Ana Deito Vázquez, de la Oficina de la Mujer de Campo Quijano.

También salió a la luz que el sujeto violento hace gala del usufructo de un terreno social como propio que había sido sorteado entre vecinos de Campo Quijano. Esta irregularidad será motivo de otra investigación, pero de parte de la comuna que deberá cerciorarse como gente sin residencia en Quijano obtuvo esos terrenos populares.

La mujer debe retirarse el 27 de este mes del terreno, aun cuando pagó tres meses de alquiler. La justicia salteña no le da garantías en caso de alejarse de este inmueble si el arrendatario violento la seguirá agrediendo o cómo un sujeto tan impunemente ataca a una mujer para sacarla de un terreno cuando tienen recibos de pago firmados por ambos.

De acuerdo a la información que tiene Araceli, hoy 27 de septiembre tendría que darse el desalojo. Ella teme que sea en circunstancias de violencia.

La mujer está muy preocupada por lo que le pueda pasar a su familia. Además, el mayor problema que tiene es que no tendría donde ir a vivir. Lo que la alerta mucho a ella es que luego de las escenas de violencia que denunció, no haya pasado nada, por lo que teme por su integridad.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...