¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18°
2 de Marzo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Cañeros, al borde de perder la mitad de la producción

Los productores de Salta y Jujuy alertan que por la sequía se recortaron los meses de siembra, pero manifestaron alivio por las primeras precipitaciones.
Lunes, 30 de enero de 2023 02:25

Cañeros de Salta y Jujuy alertaron que la producción del sector podría caer este año a la mitad por la sequía que afecta al norte del país y se ubicaron de esta manera en una situación similar a la que vienen sufriendo ganaderos, tabacaleros y productores de granos.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Cañeros de Salta y Jujuy alertaron que la producción del sector podría caer este año a la mitad por la sequía que afecta al norte del país y se ubicaron de esta manera en una situación similar a la que vienen sufriendo ganaderos, tabacaleros y productores de granos.

Nucleados en la Unión Cañeros Independientes de Jujuy y Salta (Ucijs), anticiparon que como consecuencia de la sequía se encuentran al borde del quebranto e insistieron en la necesidad de contar con medidas urgentes por parte de los gobiernos para paliar la crisis que golpea a la actividad en las últimas campañas y de la cual dependen miles de fuentes de trabajo.

"La mayoría de las plantaciones presentan un escaso desarrollo debido al grave estrés hídrico que vienen padeciendo por la fuerte sequía. Esto, sumado a la falta de financiamiento para la renovación de cañaverales, pronostica una fuerte caída en la producción que superaría el 50% para la zafra 2023, la cual se iniciaría en los próximos meses", aseguraron desde la entidad.

"La situación del sector es muy grave y especialmente la de los productores cañeros independientes", advirtieron.

"Este año muchos productores podrían quedar en el camino", señalaron con preocupación.

"El año pasado tuvimos una pérdida de más del 30% y este año vamos superar el 50% debido a una sequía que viene golpeando fuertemente a la producción en las últimas tres campañas", alertaron desde la entidad.

Pero el sector cañero no solo está afectado por la prolongada sequía producto del efecto La Niña de los últimos años, sino que también tuvieron en el último tiempo un fuerte evento de heladas del que no consiguieron recuperarse ni renovar sus cañaverales.

En diálogo con Claves del Campo, por Radio Salta (AM 840), el titular de la Ucijs, René Macina, detalló que "venimos de hace tres años mal, pero ya habíamos quedado golpeados en 2013 con unas heladas muy intensas que hicieron que muchos cañeros perdieran prácticamente toda su producción".

Sin embargo, Macina resaltó que en los últimos días "llovió un poco y eso es bueno, no solo para lo que tiene que ver con la producción en el campo sino los ánimos de los productores, tanto en los cañaverales como en los campos ganaderos, de granos, tabacaleros, etcétera".

No obstante, el referente de los cañeros anticipó que no están pudiendo sostener los costos de la producción en los cañaverales: "Por más que ahora haya empezado a llover, la producción está golpeada".

"Los cañaverales deberían estar creciendo desde noviembre y hasta abril porque tendría que haber empezado a llover en octubre", explicó Macina, y dijo que "ahora, con las lluvias que recién empiezan, con suerte los cañaverales crecerán en febrero marzo y abril".

Pero además "la dificultad se profundiza y se complejiza porque, al no tener la posibilidad de un crecimiento acorde, el cañaveral va a complicar a todo el mundo, hasta al que presta servicio, porque no es lo mismo cosechar una caña de 1.000 kilos por surco, que una caña de 200 kilos por surco".

"El problema es que como todavía no ha llovido, no tenemos caña planta para la plantación, hay una sequía muy fuerte en los últimos tres años que hace que no tengamos materia prima", advirtió.

"La producción estará reducida y, si bien los ingenios se ponen a disposición, lamentablemente no están dando los tiempos para lograr buenos volúmenes", admitió Macina.

Toda esta situación coloca a los cañeros económicamente "al borde del quebranto".

Frente a este panorama, el sector está solicitando "a los gobiernos medidas urgentes para afrontar esta difícil situación y así poder garantizar la continuidad de la producción y de las miles de fuentes de trabajo que dependen de esta actividad" para subsistir.

Renovación de campos

En un escenario donde los cañeros lograron revertir el problema que había por los precios, con valores relativamente buenos, siguen complicados por las dificultades para la renovación de los cañaverales, lo que genera que "ante una sequía prolongada como la que tuvimos, esos cañaverales no están rindiendo como debería".

"Si fueran cañaverales renovados, con uno o dos años de siembra, tendrían una reacción diferente ante las lluvias que están cayendo", indicó Macina, y detalló que hoy "renovar un cañaveral cuesta entre 1.300 y 1.600 dólares la hectárea, dependiendo del estado en que se encuentre el lote".

El sector necesita el apoyo oficial

Los problemas que aquejan al sector no son nuevos y, para hacerle frente, el año pasado se creó la Mesa Regional de la Producción Azucarera junto a los gobiernos de Jujuy y Salta.

Si bien hubo algunas reuniones, "todo quedó en el olvido", advirtió Macina, quien aclaró que "en aquella oportunidad nosotros dejamos planteado lo que había que hacer a corto, mediano y largo plazo".

"Al sector le hacen falta herramientas de corto plazo como el no pago de anticipo de Ganancias que se paga ahora, cuando vamos a cosechar en mayo o junio, y no sabemos si vamos a tener ganancia. Estamos pagando impuestos por una ganancia que realmente no sabemos si vamos a tener", se quejó.

El referente de los cañeros dijo que "en segundo lugar, los aportes patronales se pusieron muy elevados para nosotros y los productores tienen cada vez más dificultades para completar ese requerimiento. Pedimos que ese aspecto se reduzca al 50% por ahora, sobre todo tomando en cuenta que somos generadores de mano de obra".

"A las empresas que generan mano de obra hay que apoyarlas para que se mantengan y sigan funcionando", manifestó.

También reclaman otorgamiento de créditos para renovación de cañaverales con tasas bajas y períodos de devolución acorde a los ciclos productivos, búsqueda de créditos a largo plazo con períodos de gracia para inversión en nuevas y mejores tecnologías de riego.

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD