¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

27°
20 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

VIDEO En Jujuy, ebrio arrastra a un policía en el capot de su auto por 20 cuadras

El conductor, de 30 años, estaba alcoholizado y escapó para refugiarse en su casa. Fue detenido y quedó imputado por los delitos de resistencia a la autoridad y lesiones leves.
Martes, 10 de octubre de 2023 08:39

Un joven que estaba alcoholizado manejó hasta una comisaría de Jujuy para pedir que liberaran a sus amigos, pero las cosas no resultaron como esperaba. Luego de negarse a bajar del auto, atropelló a varios agentes e incluso arrastró a un policía en el capot de su auto durante 20 cuadras.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Un joven que estaba alcoholizado manejó hasta una comisaría de Jujuy para pedir que liberaran a sus amigos, pero las cosas no resultaron como esperaba. Luego de negarse a bajar del auto, atropelló a varios agentes e incluso arrastró a un policía en el capot de su auto durante 20 cuadras.

Todo comenzó durante la mañana del en la seccional 40, ubicada sobre la avenida Reducción y Julio Argentina Roca, en la localidad de Fraile Pintado.

Hasta allí se dirigió el acusado, para intentar que pusieran en libertad a sus amigos, que habían sido detenidos tras protagonizar disturbios en el “Festival del Tomate”, que se había realizado la tarde del domingo.

Los policías se percataron de que estaba borracho y le exigieron que se bajara de su Volkswagen Bora gris para hacerle un test de alcoholemia.

Fue entonces que, según informó el periódico local Policiales de Jujuy, el hombre se atrincheró en su auto y, lejos de descender, intentó escapar del lugar. No solo eso: mientras maniobraba, un policía logró aferrarse al capot del auto y fue arrastrado durante 20 cuadras. No sufrió ningún tipo de herida.

El joven manejó hasta su casa y se refugió dentro. Luego llegaron varios agentes a la vivienda e intentaron detener al conductor, que fue defendido por sus familiares. Finalmente, no sólo detuvieron al acusado, sino también a tres de sus familiares: dos hombres, uno de ellos su padre, y una mujer.

En tanto, el protagonista del hecho, un joven de 30 años identificado con las iniciales G. R., tuvo que someterse al test de alcoholemia, que arrojó 1,68 gramos de alcohol por litro de sangre.

Finalmente, el fiscal a cargo lo imputó por los delitos de resistencia a la autoridad y lesiones leves. Fue liberado durante la tarde de este lunes junto a sus tres familiares que también estaban detenidos.

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD