¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

30°
2 de Marzo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Mujer Montaña: 10 años de desafíos en Salta

El proyecto lleva a diferentes grupos de mujeres a explorar las montañas del continente latinoamericano y del mundo.
Sabado, 02 de diciembre de 2023 10:21
El grupo de Mujer Montaña en Hauco Hondo, donde comienza el ascenso al Nevado de Cachi por ruta Las Pailas, en el "retorno mágico", 10 años después.

"Cuando una mujer se rinde es porque ha vencido", quizás sea la más encendida de las frases pronunciadas en 2014, cuando comenzaba a palpitar el proyecto Mujer Montaña. La pronunció Christian Vitry, geólogo salteño, experto montañista, implacable defensor de los tesoros de la tierra y su historia. Es que, sin dudas, los sentimientos de omnipotencia por alcanzar las cumbres se apagan al llegar. Es en la cima donde la humanidad advierte su pequeñez y el alma se arrodilla ante las moles de piedra.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

"Cuando una mujer se rinde es porque ha vencido", quizás sea la más encendida de las frases pronunciadas en 2014, cuando comenzaba a palpitar el proyecto Mujer Montaña. La pronunció Christian Vitry, geólogo salteño, experto montañista, implacable defensor de los tesoros de la tierra y su historia. Es que, sin dudas, los sentimientos de omnipotencia por alcanzar las cumbres se apagan al llegar. Es en la cima donde la humanidad advierte su pequeñez y el alma se arrodilla ante las moles de piedra.

Con ese espíritu es que Mujer Montaña celebra 10 años de pasión por las laderas y de respeto por las cimas. Esta propuesta valiente es liderada por la salteña Griselda Moreno, comunicadora social, fotógrafa, escritora, filántropa, quien ha explorado las montañas más desafiantes del planeta. A 10 años de aquel inicio, regresaron a las primeras cumbres.

El Pequeño Alpamayo, en la Cordillera Real, Bolivia, fue la primera cumbre que escaló el grupo de Mujer Montaña en julio de 2013. En aquel entonces era un proyecto piloto que se ha convertido hoy "en una casa continental llena de propósitos que pulsan con rumbo y sentido. Diez años después, regresamos a esta montaña fundacional para agradecer esta historia que encendió nuestro camino. Lloramos, claro que sí, y anhelamos con el alma que algo de todo esto perdure en la vida de todas las mujeres que nos han abrazado con genuina gratitud", relató con maestría Griselda Moreno.

"Hace 10 años dimos vida a un hermoso sueño, una ilusión que poco a poco fue tomando forma hasta encontrar la esencia que hoy posee y que nos llena de orgullo. Un sueño moldeado por todas las personas que, en su mayoría mujeres, se han emocionado con Mujer Montaña y han encontrado en esta propuesta un espacio colectivo, donde crecer, aprender, fortalecerse, enfrentar miedos, transformarse y convertirse en mejores personas", dijo, y añadió: "Hemos caminado, escalado y sentido el universo de las montañas, adentrándonos en sus múltiples y fascinantes dimensiones. A través de encuentros, cursos, programas y expediciones, abordando diferentes temas y acompañadas de guías e instructores profesionales, hemos proporcionado conocimientos teóricos y prácticos para fomentar y potenciar la autonomía de la mujer en la montaña y también en otros escenarios. Al mismo tiempo, hemos articulado espacios de intercambio e impacto cultural, medioambiental, educativo y social, con proyectos locales inolvidables".

Griselda Moreno, directora de Mujer Montaña.

 

El retorno mágico

Quince mujeres formaron parte de la expedición al Nevado de Cachi (6.380m). "La llamamos 'el retorno mágico', porque este nevado, en octubre del 2012, inspiró el nacimiento de Mujer Montaña. A diez años de esa luz, quisimos regresar a la montaña para agradecer.

'Lo bello no es un brillo momentáneo', dice Byung-Chul Han, 'sino seguir alumbrando en silencio'. Las montañas salvan la belleza, no solo por la inefable estética que las fuerzas orogénicas de la tierra han logrado, sino por quienes nos convertimos al pasar tiempo en ellas", relató Moreno.

"Mercedes López, Mariela del Valle Flores y la Dra. Valle Paul (médica especializada en montaña) fueron mi gran equipo logístico salteño, sólido y maravilloso. La participación oportuna, profesional, de Miriam Díaz (guía de montaña y socorrista mexicana) en momentos importantes fue de un valor que apenas puedo describir. El apoyo y seguimiento de Martín Oliver y Emilio Daher (intendente en Parque Nacional Los Cardones) fue de una importancia vital. La ceramista Pilar Mari, hacedora de piezas mágicas, nos introdujo en un viaje por el sortilegio del barro antes de empezar la expedición. Y a las mujeres, amigas, cómplices, hermanas, que vinieron desde diferentes puntos de la Argentina, México, España y Uruguay, gracias desde la raíz de mi vida", dijo y agregó: "En mi pecho, una fuerza invencible me hace sentir afortunada y agradecida con la vida, por enseñarme a elegir con valentía los destinos que le dan forma a mis sueños".

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD