¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

14°
13 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Vuelve Jose Fili tras sufrir los golpes que no lo derribaron

El piloto de motocross volvió a los entrenamientos luego del accidente que le costó la pérdida del ojo izquierdo, del que ya había perdido la visibilidad a los 9 años.
Martes, 14 de febrero de 2023 02:22

Si se trata de golpe por golpe esta historia sería una de boxeo, pero lejos está del mundo del ring. El protagonista es un piloto de motocross que desde los nueve años sabe lo que significa recibir golpes, no livianos, sino de esos que pueden poner a cualquiera en estado de nocaut. Pero para José Fili, el último impacto que recibió fue de resurgimiento, de estar medio "grogui" pasó a poner los pies firmes sobre los pedales de su moto para salir nuevamente a correr, con un espíritu renovado y sin espacio para esfuerzos tibios.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Si se trata de golpe por golpe esta historia sería una de boxeo, pero lejos está del mundo del ring. El protagonista es un piloto de motocross que desde los nueve años sabe lo que significa recibir golpes, no livianos, sino de esos que pueden poner a cualquiera en estado de nocaut. Pero para José Fili, el último impacto que recibió fue de resurgimiento, de estar medio "grogui" pasó a poner los pies firmes sobre los pedales de su moto para salir nuevamente a correr, con un espíritu renovado y sin espacio para esfuerzos tibios.

José perdió la visión de su ojo izquierdo corriendo kartings con apenas nueve años. La patada de arranque del karting que iba delante del suyo se desprendió, destrozó su casco y se incrustó en su ojo. Perdió la totalidad de la visión y no volvió a competir hasta quince años después cuando, ya con la mayoría de edad, se convirtió en piloto de automovilismo. Se transformó en uno de los grandes pilotos del Zonal del NOA al coronarse campeón del TP 1100.

Años después decidió dejar el mundo de las cuatro ruedas para introducirse en el motocross, donde el éxito siguió estando de su lado siendo campeón del certamen del NOA en todas las categorías en las que compitió. Además sumó triunfos en otros campeonatos como el de Córdoba; era un piloto consolidado en la especialidad, hasta que un nuevo golpe lo obligó a comenzar de nuevo.

El 20 de noviembre de 2022 sufrió un gravísimo accidente compitiendo en el circuito de San Agustín, en Córdoba, escenario de la última fecha de motocross de esa temporada.

"Tuve una salida de un sector rítmico, había llovido mucho, entré cruzado, toqué el barro y me caí. Cuando me caigo se me sale el hombro izquierdo, entonces no pude apoyar nada y fui golpeando con la cabeza, la antiparra se me bajó y me aplastó el ojo. Venía haciendo sapito con la cabeza porque no tenía hombro para frenarme", contó Filii a El Tribuno. El ojo lastimado volvió a ser el izquierdo, del que había perdido la visión en el accidente de karting sufrido el 9 de septiembre de 1990.

"No la pasé para nada bien, pero tengo ganas de recuperarme y de estar arriba de la moto lo más rápido posible", señaló José, que luego contó que le hicieron una eviseración del globo ocular. "Me sacaron el ojo y ahora tengo una prótesis. Antes tenía el ojo, pero no veía. Yo perdí la visibilidad a los 9 años corriendo en karting y perdí el ojo a los 41 corriendo en motocross", relató el salteño.

A casi tres meses de su último accidente, José ya está nuevamente arriba de la moto, volvió a entrenar el pasado sábado en un circuito ubicado en el dique Cabra Corral. "Tenía algunas dudas y quería sacármelas. No es lo mismo tener tu ojo y no ver a tener una prótesis. Al final me sentí muy cómodo, no me di cuenta de lo que pasó, no me perjudicó en nada, siento que soy la misma persona que antes", agregó Fili.

Fueron días difíciles los que vivió el piloto, sin embargo señala que el accidente le sirvió para recuperarse de otro duro golpe, el fallecimiento de su madre en 2019. "Desde que murió mi mami me vine muy abajo y necesitaba este golpe para seguir creyendo en mi y saber dónde estoy. Iba a correr porque estaba bajo licencia Suzuki, pero después no tenía ganas de entrenar, no tenía ganas de nada. Yo creo que eso me duró hasta el último accidente en la moto", contó José, que se enteró del fallecimiento de Marta, su mamá, cuando regresaba de competir de La Rioja, sede de la segunda fecha del Campeonato Argentino de ese año.

Salvo la incomodidad de aprender a vivir con una prótesis, José desborda felicidad. "Estoy totalmente feliz, me siento impecable. Fue una lesión no tan grave en mi vida porque yo ya estaba acostumbrado a no ver de un ojo. Me siento más fuerte que nunca. Es como que necesitara que pasara algo, que hoy no le doy importancia porque no cambió en nada mi vida, pero es como que estoy más fuerte. Eso es lo que yo siento, no tengo como explicarlo de otra manera", señaló Fili.

En los entrenamientos irá acelerando y tomando ritmo de a poco, su objetivo es volver a correr y ya tiene por delante agenda confirmada. En marzo arrancan los torneos del NOA y el certamen cordobés donde se producirá su regreso oficial a la competencia; también planea estar en la primera fecha del Campeonato Argentino que se disputará en abril en Trenque Lauquen (Buenos Aires). El salteño será parte del equipo D1RT Works junto a Alejandro Caracontanti y Jeremías Fernández y participará en la categoría MX3.

La historia de José es de golpes, de caídas, también de reponerse y volver a competir. Es de las cosas que mejor sabe hacer y quedó demostrado en los casi veinte años que lleva dedicados al deporte. Fili encara los próximos desafíos con firmeza y sin miedos. Correr es lo que siempre soñó y aspira a volver a estar en los primeros puestos del motocross nacional.

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD