¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

13°
14 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Un poco más allá de la justicia penal

La defensora Sara Esper apeló a una cuestión humanitaria.
Lunes, 06 de febrero de 2023 02:27

Luego de la denuncia formalizada por la curadora de los dos hermanos, quien tomó el caso fue la doctora Sara Esper pero más allá del tema legal, Esper se propuso "conseguir que aunque sea en parte y por una cuestión humanitaria, se reivindiquen los derechos de estos dos muchachos que han estado presos casi tres años por una decisión que no tiene ninguna explicación legal, ni jurídica, pero que al dárseles la libertad han vuelto a ser dejados en absoluta situación de vulnerabilidad".

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Luego de la denuncia formalizada por la curadora de los dos hermanos, quien tomó el caso fue la doctora Sara Esper pero más allá del tema legal, Esper se propuso "conseguir que aunque sea en parte y por una cuestión humanitaria, se reivindiquen los derechos de estos dos muchachos que han estado presos casi tres años por una decisión que no tiene ninguna explicación legal, ni jurídica, pero que al dárseles la libertad han vuelto a ser dejados en absoluta situación de vulnerabilidad".

"El abuelo que los crió murió mientras ellos estaban detenidos, por eso creo que de una vez por todas hay que subsanar en la medida que se pueda esta gran injusticia y que tengan una vida más digna".

Sara Esper explicó que aún sin que este tema de índole social le competa "le pedí al intendente de Aguaray , Guillermo Aleman que por lo menos, le haga construir un módulo habitacional para que mi clienta que fue designada como curadora de ambos, los pueda acompañar o vigilar porque ella tiene sus hijos, su trabajo y se le dificulta enormemente tenerlos en su casa. Además son dos muchachos adultos que necesitan tener su espacio, un bañito, una camita, un lugar que lo sientan de ellos. Fui a verlo al intendente, me dijeron que no estaba y me atendió un funcionario de apellido Sarzur que me dijo que no conocía el caso -raro porque en un pueblo tan chico como Aguaray todos saben lo que pasó con estos dos hermanos- y me dijo que hay que ver, que hay que esperar".

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD