¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18°
22 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Cuidar la columna vertebral es una tarea de todos los días y toda la vida

En el mundo, el dolor de espalda es la segunda causa de ausentismo laboral. La actividad física y una buena conducta postural evitan o retrasan males peores.
Jueves, 23 de marzo de 2023 09:12

Hace una semana, el presidente Alberto Fernández fue sometido a un bloqueo radicular para eliminar un agudo dolor lumbar que había comenzado dos días antes y que le había cambiado su agenda de trabajo por completo. Si bien por esos días la salud presidencial preocupó a todos, no pasó mucho tiempo hasta que se supo que sufría una patología más frecuente de lo que se cree.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Hace una semana, el presidente Alberto Fernández fue sometido a un bloqueo radicular para eliminar un agudo dolor lumbar que había comenzado dos días antes y que le había cambiado su agenda de trabajo por completo. Si bien por esos días la salud presidencial preocupó a todos, no pasó mucho tiempo hasta que se supo que sufría una patología más frecuente de lo que se cree.

A siete días de ese episodio nacional, hoy es el Día Nacional de la Columna Vertebral, una jornada en la que la Sociedad Argentina de Patología de la Columna Vertebral (SAPCV) busca promover la prevención de las afecciones al principal sostén del cuerpo humano.

"El dolor de espalda -que puede tener múltiples orígenes-, es la segunda causa de ausentismo laboral en los países del primer mundo, después de la gripe", señaló Joaquín Alvarado, miembro de la Sociedad Argentina de Patología de la Columna Vertebral y director médico de Raquis, el centro de médicos ortopedistas especialistas en cirugía espinal. Muy probablemente esa estadística se refleje en la Argentina.

El profesional explicó que las patologías de columna vertebral "existen y existieron toda la vida y tienen un montón de causas; nosotros las diferenciamos en deformidades, inflamatorias, infecciosas, tumorales y degenerativas, y cada una de ellas engloba distintas patologías".

Un ejemplo de deformidad, explicó, pueden ser la escoleosis o la hipercifosis, que pueden ser congénitas, neurológicas, sindrómicas o idiopáticas (son las que aún no se conoce la causa).

Si bien no existen en Argentina estadísticas certeras sobre cuáles enfermedades de la columna vertebral son más frecuentes en su población, "lo que más vemos es que aumentaron las patologías degenerativas, derivadas de la prolongación de la vida del ser humano", explicó Emiliano Saravia, también miembro de la SAPCV y Raquis.

La mayor expectativa de vida hizo que en los consultorios médicos aumente la concurrencia de personas mayores con alguna lesión en su columna.

"En términos generales, a los 35 años comienza el envejecimiento natural de los discos, lo que implica que comienzan a deshidratarse. Ahí empiezan los problemas discales y las lesiones facetarias. Entonces, cuanto más grande en edad es la población más lesiones y más dolores sufren, por ello estimamos que un porcentaje importantísimo de la población tiene dolor de espalda", añadió Alvarado. Y aclaró, la deshidratación "no tiene que ver con tomar agua o no, es un proceso que se da con el paso del tiempo".

Cuidados preventivos

¿Es posible prevenir el dolor de espalda? "Lo que sí hay es la posibilidad de fortalecer lo que se llama la 'cincha pélvica', que incluye las abdominales, lumbares, el músculo psoas ilíaco y los glúteos. Eso es lo mejor que podemos hacer, siempre guiados por un profesional que sepa sobre los ejercicios adecuados, como un profesor de educación física o un entrenador", advirtió Saravia.

La actividad física es recomendable, en este caso, iniciarla ya desde la adolescencia, cuando los chicos ingresan a la escuela secundaria. "Ahí se puede comenzar a trabajar los músculos abdominales y los lumbares", remarcó Saravia.

"Lo importante es saber que el envejecimiento y la deshidratación discal es un proceso natural, como las canas y las arrugas. Lo importante es que no implica que te incapacite", aclaró Alvarado.

Un problema cultural

"Hay que hacer actividad física" es una frase muy repetida pero pocas veces cumplida. Alvarado, Saravia y los ortopedistas Rodrigo Torres y Ricardo Alfaro coinciden en que el sedentarismo y su contrapartida, la actividad física, son un problema cultural.

"No hay que olvidar que somos mamíferos, estamos hechos para movernos, y, a contramano, la vida actual te lleva a estar sentado detrás de un escritorio o trabajando horas detrás de una computadora u horas con un celular que también te trae lesiones o contracturas. Entonces la actividad física tiene que estar incorporada durante toda la vida y cuanto más viejitos nos ponemos más actividad física necesitamos", remarcó Alvarado.

En este punto también advierten sobre los cuidados al momento de empezar a "moverse".

"A veces llegan al consultorio jugadores de fútbol de 40 o 45 años que el sábado van a jugar con los amigos, que están con sobrepeso, no entrenan durante la semana, y ese día realizan un gran esfuerzo que les provoca dolor y es porque no están entrenados", remarcó Saravia.

Lo mismo sucede con quienes se suman al trekking. "Durante la semana no hacen ninguna actividad y el fin de semana van a subir a un cerro, lo que implica una actividad física enorme durante cuatro o cinco hora, para lo cual no están preparados, y ahí comienzan los sufrimientos de la columna", añadió.

Según pasan los años

Las patologías de la columna vertebral también tienen relación con la edad de las personas. "Existe el capítulo de columna pediátrica, que incluye a los niños hasta los 14 o 15 años, y las patologías de adultos", indicó Alvarado. En el primer grupo se encuentran como las deformidades como las escoleosis, la espondilolistesis o las hipercifosis. En la edad adulta prevalecen más las hernias de discos y las patologías degenerativas como son la espondilolistesis degenerativa y el canal estrecho.

Los ortopedistas aclaran que si bien no existen registros estadísticos que muestren fehacientemente una prevalencia de alguna patología por encima del resto en Salta, "sí observamos desde el punto de vista infectológico, en los casos que atendemos en el hospital, un poco más de tuberculosis sobre todo en personas que viven situaciones de hacinamiento o que están inmunodeprimidas".

La tuberculosis en la columna también es conocida como "mal de Pott" es una afección que puede provocar fracturas y que, en los cuadros más graves, puede dejar a una persona cuadriplégica.

Control y automedicación

Las patologías de la columna vertebral casi siempre se tratan porque las personas llegan al consultorio por dolor, coinciden los profesionales. No obstante, acuerdan en que es importante que en la adolescencia se haga un control que muchas veces son solicitados por pediatras y profesores de educación física cuando los chicos pasan de la escuela primaria a la secundaria.

También advierten sobre la excesiva automedicación. "Muchas personas se automedican durante mucho tiempo porque les resulta más fácil tomar una pastillita que ir al gimnasio tres veces a la semana", sostuvo Saravia.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD