¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

14°
13 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Los hongos, una alternativa ambiental para reemplazar el plástico y el telgopor

La empresa Hongos del Valle comenzó a producir packaging y otros productos biodegradables. La bióloga Ayelén Malgraf contó detalles del innovador proyecto con sede en Cerrillos.
Domingo, 11 de junio de 2023 00:00

El Centro de Convenciones de la ciudad fue el escenario para el desarrollo de un nuevo ciclo de Hablemos de lo que se viene, que organizó El Tribuno bajo el concepto de "Un futuro sostenible: economía circular". Entre los disertantes estuvo la bióloga Ayelén Malgraf, quien habló de su emprendimiento y la posibilidad que este brinda para combatir la contaminación ambiental gracias a los elementos que se utilizan.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El Centro de Convenciones de la ciudad fue el escenario para el desarrollo de un nuevo ciclo de Hablemos de lo que se viene, que organizó El Tribuno bajo el concepto de "Un futuro sostenible: economía circular". Entre los disertantes estuvo la bióloga Ayelén Malgraf, quien habló de su emprendimiento y la posibilidad que este brinda para combatir la contaminación ambiental gracias a los elementos que se utilizan.

En una conferencia cargada de asombro e innovaciones en cuanto a los materiales que se asoman para disminuir la contaminación, Malgraf explicó su proyecto.

"¿Alguna vez se imaginaron que podíamos reemplazar a los plásticos con hongos?". Fue la pregunta con que inició su discurso sobre cómo combatir la contaminación que provocan los plásticos con el uso de otros materiales.

Su emprendimiento consiste en el uso de hongos y biomateriales para el diseño y la fabricación de distintos elementos, llamado "Fungipor". Este reemplaza al tradicional y difícilmente degradable telgopor.

Antes de presentarlo destacó la importancia del proyecto, dejando en claro lo bueno que sería de una vez por todas reemplazar los plásticos por biomateriales para reducir la contaminación que empieza en las ciudades y termina en el mar.

Esto dejó boquiabiertos a los presentes, ya que se trata de un universo nuevo. La bióloga demostró y explicó en vivo cómo funciona este emprendimiento.

"Fungipor está ubicado en Cerrillos, nosotros nos dedicamos a diseñar y biofabricar materiales que son realizados con residuos de la agroindustria y micelio de hongos que son para remplazar básicamente a todo lo que es el embalaje del packaging que tanto contamina como los plásticos de un solo uso. Es un biomaterial que se realiza primero con el diseño de un modelo que luego no se fabrica sino que se cultiva desde laboratorio, lleva un proceso de incubación y una vez que está listo ese material dentro de un molde se hace un proceso de secado adquiriendo las características que necesitamos para transportar un producto y sobre todo para protegerlo", dijo en cuanto a la preparación de sus productos.

Fungipor presenta una serie de características que identifican a sus productos, las cuales les brindan las herramientas para poder lograr el objetivo de luchar contra la contaminación en el medio ambiente.

Son ignífugos (protegen contra el fuego), térmicos (protege cambios de temperatura), acústicos (impide el paso del sonido), seguros (protege los impactos), livianos (de fácil y ágil traslado), productivos (fabricación modular y escalable).

También se refirió a cómo se trabaja para ingresar en el mercado para lo cual hicieron presentaciones ante distintas firmas. "Es algo nuevo, pero hoy ya hay un interés desde distintas empresas, por ejemplo una de electrodomésticos de Buenos Aires, o empresas que quieren revalorizar sus productos o comunicar al cliente que hay otra forma de embalar productos".

El origen de todo es "Hongos del valle" donde Ayelén Malgraf produce, junto a su equipo de trabajo, productos comestibles.

"Tenemos un laboratorio donde empezamos a investigar ya que estábamos preocupados por la creciente contaminación ambiental y sin soluciones concretas. Así surge Fungipor y vamos creciendo de a poquito junto con el mercado ya que es algo nuevo y recién se está hablando de lo que son los biomateriales", explicó la bióloga.

Sobre las proyecciones del innovador trabajo, Malgraf declaró: "A corto plazo estamos trabajando para algunas empresas de Buenos Aires de packaging; estamos haciendo una especie de cuna de vino y whisky que llegan a los consumidores a través de esta empresa. Y a largo plazo el objetivo es buscar una empresa de electrodomésticos para resaltar un producto y desde allí empezar a comunicar la marca e incorporar este nuevo material".

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD