¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

17°
19 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Tras varias denuncias, lo sentenciaron por abusar de una compañera de trabajo

La víctima narró que el hombre comenzó a someterla a tocamientos, rozando sus partes íntimas con las de ella desde 2013.
Martes, 04 de julio de 2023 20:14

El empleado de un laboratorio fue condenado este martes por el delito de abuso sexual simple (continuado) y lesiones leves, en concurso real a la pena de dos años de prisión de cumplimiento condicional más reglas de conducta.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El empleado de un laboratorio fue condenado este martes por el delito de abuso sexual simple (continuado) y lesiones leves, en concurso real a la pena de dos años de prisión de cumplimiento condicional más reglas de conducta.

El hecho, según comentó la víctima, ocurrió en julio de 2016, cuando denunció que un compañero de trabajo de un laboratorio bioquímico la había agredido físicamente después de mantener una discusión.

El informe médico acreditó que la denunciante presentaba “hematoma bipalpebral de ojo derecho, excoriación en lado externo de arco superciliar derecho, excoriación y hematoma en cara externa del muslo izquierdo tercio proximal. Lesiones recientes producidas al golpearse o ser golpeada con o contra elemento romo duro y/o contundente”.

Ampliación de la denuncia

Sin embargo, en noviembre del mismo año, la mujer realizó una ampliación de la denuncia y manifestó que, por miedo a perder su trabajo y vergüenza, no había contado que la discusión con el hombre había comenzado debido a que una muestra de análisis dio un resultado alto. Le pidió al acusado que se encargara de leerla, lo cual molestó al hombre.

Explicó que ella le manifestó su cansancio por el maltrato recibido y le advirtió que informaría de esa situación a la propietaria del laboratorio. Ante esto, la denunciante relató que el acusado la tocó de manera inapropiada en sus partes íntimas por encima de la ropa. La mujer se defendió y el hombre la agredió físicamente.

Al tomar intervención la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual 3,  la mujer reveló que había ingresado al laboratorio en 2012 y, después de un año, el hombre comenzó a someterla a tocamientos, rozando sus partes íntimas con las de ella. Al manifestarle su disconformidad, la víctima aseguró que el trato del hombre se tornó agresivo. También relató que en 2015, debido a una situación laboral, tuvo una discusión con el acusado, quien le exigió arrodillarse, pedirle perdón, y luego la obligó a besarlo.

Tras analizar los informes médicos y psicológicos de la víctima y, teniendo en cuenta lo declarado por ella y por testigos, desde UDIS 3 se requirió en 2018 que el hombre fuera juzgado por los delitos de abuso sexual simple (continuado) y lesiones leves en concurso real.

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD