¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
18 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

FMI: límite a la fábula

Sabado, 05 de agosto de 2023 00:00

Adam Smith fue jurista y fundó las ciencias económicas modernas. A esta altura del siglo XXI son pocos los que manejan con prestancia los dos saberes, el derecho y la economía.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Adam Smith fue jurista y fundó las ciencias económicas modernas. A esta altura del siglo XXI son pocos los que manejan con prestancia los dos saberes, el derecho y la economía.

El último "staff level agreement" cerrado con el FMI deja a las claras los límites de un abogado a cargo del Ministerio de Economía. No tanto por los compromisos económicos asumidos por cuenta y orden del país sino, sobre todo, por las debilidades jurídicas que lo acordado implica para Argentina.

Hay algo que está muy claro. Se asumió la obligación de aumentar impuestos a la compra de moneda extranjera para la importación de bienes y servicios (incluye todo, desde aseguradoras a fletes); también a frenar el aumento de los salarios, ajustar las tarifas y reducir las transferencias a las provincias. Estas cuatro obligaciones se enmarcan en el compromiso general de no financiar más el déficit fiscal con emisión monetaria.

Vamos a lo jurídico. El acuerdo está sujeto a dos condiciones. La primera y más importante es que depende de la aprobación del directorio del FMI, lo que eventualmente ocurriría a finales de agosto, aunque no hay una fecha establecida. En derecho esto se llama un acuerdo sujeto a una condición suspensiva, conforme a la que el FMI se ha guardado la bala de oro para después de las elecciones PASO.

La segunda condición, vinculada con la anterior, es que hasta entonces el ministro se obligó a continuar implementando todas las políticas de ajuste, presentes y pasadas, incumplidas y por cumplirse.

Todo esto se explica con una frase críptica, típica de la diplomacia de la burocracia del organismo multilateral: "There have also been policy slippages and delays, wich have contributed to strong domestic demand and a weaker trade balance".

Traducido al castellano llano esto significa que el deudor incumplió y mintió. Lo falso es una dimensión de la realidad. Tanto que muchos sostienen que la palabra imaginación contiene etimológicamente el concepto de la magia, lo que aludiría a la capacidad de crear proyectando un deseo presente hacia el futuro. Pero esto tiene claramente un límite, que está dado por el otro plano de la realidad, aquel que la circunscribe a lo posible, que es mucho más concreto que las expectativas y la palabra.

Esta es la frontera, la gran frontera para aquellos que pretenden poder cambiar todo a fuerza de promesas.

Es tiempo de realidades y no de fábulas. Lo concreto es que estamos ante un acuerdo condicional en el que el ministro de Economía, abogado y candidato, nos ha obligado a aumentar impuestos, contener salarios, ajustar tarifas y reducir las transferencias a las provincias. Si otra vez no cumple, como ya lo ha hecho, será el fin del acuerdo.

Mientras, los platos rotos los seguimos pagando los argentinos: los contribuyentes, los trabajadores y jubilados, los usuarios de servicios públicos y las provincias, que podrían decir, con razón, que se están haciendo cargo de la negligencia ajena.

Moraleja: buenos abogados y economistas son pocos; Adam Smith hubo uno solo.

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD