¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

23°
29 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

De terror: la tormenta "Mandinga" llegó con vientos huracanados que azotaron al Valle de Lerma

Vecinos de Cerrillos, La Merced y El Carril aseguran que pocas veces vieron ráfagas tan fuertes. Se profundiza el deterioro de la ruta 68, a la altura de Sumalao. También la provincial 36 quedó intransitable durante la madrugada.
Martes, 13 de febrero de 2024 06:49
Ferocidad del viento

Pasadas las 21 de anoche, se desató una feroz tormenta que alcanzó a varias localidades del Valle de Lerma provocando la caída de árboles, postes e inundando sus principales rutas y caminos rurales.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Pasadas las 21 de anoche, se desató una feroz tormenta que alcanzó a varias localidades del Valle de Lerma provocando la caída de árboles, postes e inundando sus principales rutas y caminos rurales.

 

Anoche llovió 62 mm acumulando 206 mm, cuando la media para el segundo mes del año es de 152 mm.

 

El departamento Cerrillos ya venía golpeado por las lluvias del fin de semana que, entre otras cosas, habían destruido parte de la ruta nacional 68 a la altura del acceso a Sumalao, entre La Merced y El Carril. Debido a la intransitabilidad del trayecto, los vehículos fueron desviado por la ruta provincial 36, que une La Florida con Rosario de Lerma, para luego retornar a Cerrillos y retomar la 68. Sin embargo, ese salvoconducto también quedó anoche intransitable. Cientos de automóviles quedaron de uno y otro lado esperando hasta bien entrada la madrugada a que bajara el nivel del agua.

Ruta provincial 36

 

Para hoy pronostican precipitaciones a lo largo de toda la mañana. La temperatura mínima se ubicará en los 17º y la máxima en los 24º 

 

"El viento seguro superó los 80 km/h"

La ferocidad del viento fue muy pocas veces vista en Cerrillos. “Yo estaba tranquilo en una mesa del café Divino Niño, cuando de repente y sin mediar preámbulo llegó un viento tremendo, que parecía un huracán. Hizo volar carteles, me tiró el café encima y hasta rompió los pequeños arbolitos plantados en la plaza”, contó Arnaldo el “Negro” Guevara. Y al viento le siguió la lluvia. Las ráfagas no menguaron por al menos 45 minutos. "No le puedo precisar la velocidad del viento, pero como hombre curtido de campo puedo decirle que seguro superó los 80 km/h y creo que me quedo corto", explicó Guevara.

“Fue un susto. Yo abrí la puerta del fondo para ver a mis perritos y el viento me empujó y el agua entró hasta el living. Los caschis terminaron debajo de la mesa”, contó Cintia, vecina de barrio Sivero.

Inundaciones en Cerrillos

Luego, durante la madrugada fue mermando la furia de la tormenta, pero las precipitaciones continuaron durante toda la noche hasta entrada la mañana de hoy.

Camino a Las Pircas

PUBLICIDAD