¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

23°
21 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Peritarán celulares secuestrados tras la explosión del auto con cocaína en Orán

Sofía Chaparro, policía de la Bonaerense, fue imputada por transporte de droga. Llevaba más de 20 kilos de cocaína dentro de un tubo de gas que estalló. 
Sabado, 10 de febrero de 2024 02:07

Sofía Esther Chaparro, la mujer que el miércoles pasado paró a cargar gas en una estación de servicio de Orán, ubicada en la avenida Palacios 1206, a pocos metros de la ruta nacional 50 y el hospital San Vicente de Paul, seguirá detenida acusada de transportar más de 20 kilos de cocaína, sustancia que quedó esparcida en la playa de la estación tras la explosión del tubo de gas.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Sofía Esther Chaparro, la mujer que el miércoles pasado paró a cargar gas en una estación de servicio de Orán, ubicada en la avenida Palacios 1206, a pocos metros de la ruta nacional 50 y el hospital San Vicente de Paul, seguirá detenida acusada de transportar más de 20 kilos de cocaína, sustancia que quedó esparcida en la playa de la estación tras la explosión del tubo de gas.

Madre de tres menores de 9, 13 y 14, desde el Escuadrón 20 "Orán" fue trasladada hasta la oficina judicial donde de manera virtual fue parte de la audiencia de imputación formal, donde fue imputada por el delito de transporte de estupefacientes agravado por su condición de funcionaria pública. Hace 12 años que forma parte de la Policía de Buenos Aires, fuerza de seguridad conocida como la Bonaerense.

En la audiencia de ayer, en horas de la mañana, y ante la presencia virtual del juez federal a cargo del caso, Gustavo Montoya, el fiscal y la auxiliar fiscal federal, José Luis Bruno y María del Carmen Núñez, la acusada estuvo junto a un abogado particular, oriundo de Orán, y tras escuchar la acusación en su contra se abstuvo de declarar.

Teléfonos celulares

En la audiencia de imputación, la mujer se limitó a aportar algunos detalles como la edad de sus tres hijos y corregir en el momento en que el juez federal, Gustavo Montoya, manifestó que se ordenó el peritaje de los cincos teléfonos celulares que fueron hallados en el interior del Ford Focus. Instante en que la acusada señaló que eran cuatro y no cinco.

Lo cierto es que los móviles serán peritados y analizados por los investigadores de la fuerza nacional y al cabo de algunas semanas se sabrá el contenido de los mismos, con lo cual podría haber más implicados.

Pedido de domiciliaria

El abogado defensor de Sofía Chaparro, un letrado de la ciudad de Orán, ante los fiscales y el juez federal de Garantías, solicitó el pedido de arresto domiciliario para su defendida, con el argumento de que debe cuidar a sus hijos y hasta se deslizó la posibilidad de afincarse en el norte argentino dado que su expareja y papá de los chicos, ahora a cargo de los menores, se encuentra viviendo en Colonia Santa Rosa.

Tanto los fiscales Bruno y la auxiliar Núñez, socavaron dicha posibilidad dado el peligro que ello implicaría en cuanto a la gravedad del hecho, el riesgo de fuga y entorpecimiento procesal. Además de la cantidad importante de cocaína que transportaba, lo que implica una escala penal considerable si se tiene en cuenta el agravante por tratarse de una funcionaria pública -de 6 a 20 años-. Y, por último, el riesgo al que expuso no solo a sus tres hijos, sino también al personal de la estación de servicio "Geminis Gas".

Con esos argumentos, entre otros, y desestimando la posibilidad de un arresto domiciliario, el juez Montoya hizo lugar a la prisión preventiva, solicitada por el fiscal Bruno. La mujer de 32 años seguirá detenida en el Escuadrón 20 "Orán" de la Gendarmería Nacional, desde donde el magistrado pidió su inmediato traslado a la cárcel federal de Güemes, ya que podría tratarse de una integrante de una organización narcocriminal.

"Podría formar parte de una organización narcocriminal"

"Esta mujer podría formar parte de una organización transnacional narcocriminal por varios motivos, uno la cantidad de droga que transportaba. No suele ser común que un cargamento de esa magnitud se pierda fácilmente", sostuvo el juez federal Gustavo Montoya en diálogo con El Tribuno. En ese sentido existen sospechas de que la acusada no solo sea parte de una banda narco, sino también ocupe un rol de relevancia.

El magistrado norteño contó que solicitaron la "explotación de cinco teléfonos celulares" que fueron hallados en el interior del vehículo que conducía la sargento de la Policía Bonaerense, nacida en Formosa, pero radicada hace varios años en Buenos Aires. Actualmente vive en La Matanza y forma parte de esa fuerza desde hace 12 años.

"Tengo la impresión que desde hace algunos años nos han abandonado en la lucha contra el narcotráfico. Orán, como otros puntos de la frontera, es tierra de nadie. Simplemente se hacen controles de ruta y no tareas de investigación, con lo cual no se desbaratan y desarticulan grandes organizaciones dedicadas al narcotráfico", apuntó el juez de Orán.

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD