¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

17°
21 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

La crisis pega a los más chicos: los CPI, con demanda inédita

Hay más de 300 niños en lista de espera para los diferentes Centros de Primera Infancia de la provincia.
Viernes, 01 de marzo de 2024 01:55

Desde siempre las diferentes autoridades que trabajan con las infancias advierten cómo inciden las crisis económicas en el aumento de la vulnerabilidad de los más pequeños.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Desde siempre las diferentes autoridades que trabajan con las infancias advierten cómo inciden las crisis económicas en el aumento de la vulnerabilidad de los más pequeños.

El alerta, ahora, lo encendió la lista de espera que tienen los Centros de Primera Infancia (CPI) de la provincia.

Según indicaron desde la Secretaría de Primera Infancia, Niñez y Familia, organismo a cargo de los diferentes CPI, son 350 niños que aguardan por el ingreso a los servicios que brindan los dispositivos. "Nunca tuvimos tantos niños en esa situación", destacó Carina Iradi, secretaria de Primera Infancia que se mostró preocupada porque hay una capacidad administrativa limitada. "Esta situación ocurre pese a que tenemos más centros", agregó.

Son 50 los dispositivos de este tipo que dependen del Gobierno provincial que "están enclavados en zonas vulnerables". A ellos se le suman 37 centros administrados por organizaciones civiles no gubernamentales, los cuales, "además de los fondos que ellos mismos gestionan, también reciben financiamiento de la Secretaría, para reforzar la asistencia", precisó Iradi.

Los Centros de Primera Infancia atienden a niños desde 0 a 4 años en situaciones de vulnerabilidad donde, además de brindarle cuidado y comida, se hace un abordaje integral desde "todas las dimensiones de desarrollo de primera infancia: desde nutrición, salud en general, discapacidad", enumeró Iradi. La mayoría va al mediodía, pero algunos "todo el día".

A la par, también atienden situaciones por denuncias de violencia familiar que no llegan a ser de la gravedad como para alejar al niño de su entorno. "En esos casos se plantea una estrategia, se aborda a la familia mediante talleres de crianza", indicó Iradi respecto a los casos de "emergencia" y para los cuales siempre se reserva un cupo automático.

Se nota un incremento de la demanda por ambos motivos, ya sea por pedidos de intervención ante casos de urgencia, o por pedidos espontáneos de los padres.

"La situación económica viene en combo", destacó Iradi. En este sentido desde los CPI, si bien advirtieron e insistieron en "que no son una guardería", indicaron que cada vez más padres y madres acuden a los centros porque deben salir en búsqueda de más trabajo. "¿Y qué pasa con los niños y niñas? Esta lógica de la situación económica trae otras complejidades y no todos tienen la misma disponibilidad para el cuidado", precisó la funcionaria.

Respecto a los pedidos de intervención telefónicos que reciben desde los otros organismos públicos, Iradi aseguró que aumentaron respecto al año pasado por lo que el teléfono de la Secretaría "no para de sonar". Al punto que los propios profesionales del área, indicó la funcionaria, plantearon la "extensa demanda" por los "pedidos diarios de intervención", que el año pasado eran "hasta tres por semana y ahora se triplicaron respecto al mismo mes del año pasado".

Abrazos con huella

Hoy reciben entre 120 y 150 pedidos de intervención ménsulas por emergencia. Pero advirtieron que, a la par del incremento de denuncias por maltrato infantil, detectaron "mucha vocación de la comunidad de acompañar a las infancias". Ello en referencia a los casi 3 mil inscriptos que tuvo la iniciativa "Abrazos que dejan huella", para la estimulación de los más de 30 niños y niñas alojados en la Casa Cuna .

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD