¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

10°
23 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Jueguitos con una naranja y su último gol en el país: Maradona eterno, a 30 años de Argentina-Marruecos en Gimnasia y Tiro

El 20 de abril de 1994, el estadio de Gimnasia y Tiro se reinaguró con un partido inolvidable. Ivo Chaves, Walter Busse y Rubén Villarreal, tres referentes del albo, recrearon las “pataditas” y pidieron que una parte del estadio lleve el nombre de Diego.
Jueves, 18 de abril de 2024 22:54
Diego en acción: el 20 de abril del 94 jugó ante Marruecos en Salta. Archivo Walter Echazú/ El Tribuno

Diego se apoya sobre los carteles publicitarios, levanta su mano derecha y tira un centro desde el tiro de esquina que conecta a la tribuna Virrey Toledo con las instalaciones del club. La pelota queda corta y despeja Hababi, pero “Perico” Pérez la recupera y se la pasa a un Maradona que antes de llegar al balón recibe una dura infracción del lateral izquierdo El Hadrioui. Van 11 minutos del complemento y el estadio explota: el 10 se levanta como puede, observa una naranja en el piso, la levanta con la zurda y hace jueguitos. Es una imagen para la posteridad. 30 años después de aquel recordado Argentina-Marruecos, su aura se siente.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Diego se apoya sobre los carteles publicitarios, levanta su mano derecha y tira un centro desde el tiro de esquina que conecta a la tribuna Virrey Toledo con las instalaciones del club. La pelota queda corta y despeja Hababi, pero “Perico” Pérez la recupera y se la pasa a un Maradona que antes de llegar al balón recibe una dura infracción del lateral izquierdo El Hadrioui. Van 11 minutos del complemento y el estadio explota: el 10 se levanta como puede, observa una naranja en el piso, la levanta con la zurda y hace jueguitos. Es una imagen para la posteridad. 30 años después de aquel recordado Argentina-Marruecos, su aura se siente.

Los jueguitos de Diego con una naranja. Inolvidable.

En el mismo lugar y con tres naranjas, lo intentan Ivo Chaves, Rubén “Mambrú” Villarreal y Walter Busse, referentes salteños de este Gimnasia y Tiro que después de 24 años disfruta de su presente en la segunda categoría más importante del país. “Con edición puede andar”, dice Mambrú a El Tribuno entre risas y avisa que a sus compañeros les fue peor. Los tres comparten y desean que una parte del Gigante del Norte lleve el nombre del astro argentino.

En pasado y presente

¿Por qué este partido fue tan recordado por los argentinos y especialmente por los salteños? Para los maradonianos la respuesta es muy sencilla: fue el último partido de Diego con la camiseta de la Selección, esa que tanto amó, en tierras argentinas y también su último gol, a los 10 minutos del complemento, en su tierra natal jugando para la albiceleste. También marcaron Abel Balbo y Hugo “Perico” Pérez (además del marroquí Mohamed Chaouch), para el 3-1 final en el estadio de Gimnasia y Tiro reinagurado aquella noche.

Fue un miércoles 20 de abril soñado para los más de 20 mil espectadores que dijeron presente vieron a Diego en plenitud, a punto de viajar a Estados Unidos para el Mundial 94 y su estado tanto físico como de ánimo era óptimo. Nadie imaginaba lo que iba a pasar solo dos meses más tarde en plena competencia: el positivo por efedrina y su adiós. El famoso día que le “cortaron las piernas”.

El capitán de Gimnasia tenía 1 año, Mambrú 3 y el 10 de Gimnasia 7. Ninguno estuvo en cancha, pero los tres saben lo que significa, significó y va a significar siempre Maradona para los argentinos y para este estadio.

 “Que haya metido el gol en el arco de las instalaciones y que haya jugado en esta cancha es una alegría y orgullo para mí y para todos los salteños”, sostuvo el volante millonario Villarreal.

Walter Busse, Rubén Villarreal e Ivo Chaves en el estadio de Gimnasia.

Mambrú contó que “el papá de Ivo en alguna ocasión nos contó sobre la revolución que causó Maradona”. Junto a Busse y Chaves vieron El Tribuno de ese partido y se sorprendieron. “Recién vimos el diario de aquella época y saber que estuvo buenísimo es tremendo. Jugar en este estadio es una alegría inmensa y este domingo tenemos un clásico lindo (ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy)”.

El capitán millonario también comentó lo que Maradona significa para él: “De por sí para los futboleros y los argentinos representa un montón de cosas. Qué el último partido en Argentina haya sido acá es un detalle muy importante. Afuera hay muchos murales y pintadas de Diego, él dejó su huella y energía acá. Su memoria y energía están en el Gigante del Norte. Mi viejo siempre me cuenta lo que pasó acá y viendo el diario de esa época fue muy bueno”.

La cobertura de El Tribuno post Argentina-Marruecos en el Gigante del Norte.

“Marcar un gol en el mismo arco es algo muy especial. Siempre decimos que para todos sigue vivo, creemos que la energía de Maradona quedó en ese arco”, agregó.

El 10 de Gimnasia también se refirió a lo que significa personalmente para él: “Desde chico siempre lo dije que Maradona es mi ídolo futbolístico. Significó mucho en épocas duras del país. Nos había dado la última copa del mundo, siempre lo admiré y emocioné”.

“Fue y sigue siendo histórico lo que ocurrió en Argentina-Marruecos, no solo por Maradona sino por todas las figuras. Fue una noche soñada para quienes pudieron estar. Seguir recordándolo y para nosotros es un privilegio”.

Sobre los recordados jueguitos con una naranja que Maradona hizo de cara a los hinchas salteños, Busse comentó que “no me deja de sorprender lo que hacía fuera del campo de juego. Nos reíamos porque solo lo podía hacer Maradona. Por la eternidad vamos a hablar de lo que hizo”.

El último gol de Diego en este país para la albiceleste. ¿El arco o la tribuna tendrá su nombre?

¿La tribuna o el arco con su nombre?

Existe un proyecto para que el arco o la tribuna que da a las instalaciones del club millonario lleve el nombre Diego Armando Maradona. Busse, Villarreal y Chaves se convencieron de que ese homenaje debería darse.

“Sería muy lindo que el arco o la tribuna lleve su nombre por todo lo que significó. Venía de una suspensión y esa noche fue muy soñada para los salteños. Sería muy lindo ver su nombre en el estadio”, contó Busse.

“También a mi me gustaría que el arco o la tribuna lleve el nombre de Maradona”, agregó Mambrú y el capitán del albo tampoco dejó dudas: “Por todo lo que generó Maradona es muy significativo que el arco o la tribuna lleven su nombre. Sería un honor para mí como capitán, hincha y socio que eso ocurra”.

 

PUBLICIDAD