¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

"Como espuma de corso berreta", un desafío del teatro salteño en marcha

La propuesta ganó un concurso federal organizado por el Teatro Nacional Cervantes. Con próximas audiciones para actores y actrices, continúa el proyecto dirigido por Natalia Aparicio.
Lunes, 11 de marzo de 2024 13:51
Natalia Aparicio

El Teatro Nacional Cervantes seleccionó la obra "Como espuma de corso berreta", con dirección de Natalia Aparicio, para formar parte del programa TNC Produce en el país. Entre 66 propuestas, la obra salteña resultó ganadora -junto a otras tres piezas- del concurso federal. Desde el 28 de febrero y hasta este miércoles, 14 de marzo, se inscribe a actrices y actores y también a productoras o productores locales para ser parte de la obra.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El Teatro Nacional Cervantes seleccionó la obra "Como espuma de corso berreta", con dirección de Natalia Aparicio, para formar parte del programa TNC Produce en el país. Entre 66 propuestas, la obra salteña resultó ganadora -junto a otras tres piezas- del concurso federal. Desde el 28 de febrero y hasta este miércoles, 14 de marzo, se inscribe a actrices y actores y también a productoras o productores locales para ser parte de la obra.

El Tribuno se contactó con Natalia Aparicio para que contara cómo vive esta experiencia que ubica a Salta por primera vez en la grilla del certamen federal. "Primero implica un honor y una responsabilidad grande; siempre implica todo lo que hacemos hace muchos años una responsabilidad, y en este caso es un desafío mayor porque se trabaja de otra manera, con equipos, de una forma en la que no estamos acostumbrados", comenzó diciendo la teatrista residente en Vaqueros.

"Es un desafío y también un placer, porque se trabaja muy tranquila en relación con lo que estoy acostumbrada, a veces bastante en soledad, con un grupo muy reducido, con poco presupuesto, sin espacios y saliendo a buscar salas", describe, y suma: "En este caso, tenemos todo el apoyo del Teatro Nacional Cervantes, con la Secretaría de Cultura. Es un compromiso enorme, un desafío, un placer y también un honor, y la verdad es que estoy muy contenta. Soy consciente de que era difícil ganar este concurso, desde que existe este plan así 16 años".

Presentaron el proyecto, el diseño de escenografía, el vestuario, pero los actores y actrices tienen que audicionar. "Se hacen estas audiciones que, en este caso, tienen perfiles bastante concretos y específicos, por eso se suben a la página. Siempre el Cervantes trabaja con audiciones, tanto para actores y actrices como para productora o productor local, eso también va a audición", cuenta Natalia.

Los postulantes

Las inscripciones son hasta el 13 de marzo. "Luego se les envía el material y se les confirma a qué hora tienen que ir a la audición, por supuesto se chequea que estén dentro del perfil. Las audiciones van a ser el 19, 20 y 21 de marzo en los horarios que se los puede citar", dice. Esa instancia la llevan a cabo con la parte administrativa del teatro.

Aparicio cuenta que hay bastantes inscriptos e inscriptas. "De todas formas, hay que esperar hasta uno o dos días antes porque mucha gente se escribe a último momento", señala.

Los perfiles. "Son para una actriz trans. Si bien el personaje de la mucama es femenino, se especifica que lo va a hacer un actor, un varón de entre 20 y 30 años, con formación actoral", dice. "Y para el personaje de Eurípides se pide una actriz trans, también con formación actoral y cierto conocimiento de poesía. Y después una tiritera o titiritero con formación actoral y que sepa manejar muñecos grandes, porque van haber una marioneta y unos mascarones y los va a tener que manejar esa persona", detalla.

Hay un actor más en la obra. "Es un actor drag que ya está elegido y formó parte del proyecto desde el inicio. Son cuatro actores en escena", contó Natalia.

Drag y pastiche de los 80

"Como espuma de corso berreta" es el título de la propuesta. "Berreta es una palabra que usaba mucho Alejandro Urdapilleta, por eso la utilizo en el título, y en una poesía también Urdapilleta habla de la espuma del mar, y estamos hablando de una adaptación de un texto de Alfonsina Storni, 'Polixena y la cocinerita'", describe la directora. "Dentro del concurso aparecía la posibilidad de elegir varias obras, elegí esta, con la alternativa de adaptarla", dice.

"Trabajaremos con este texto en una estética drag con una fusión con el pastiche de los años 80, 90 del teatro posmoderno, de Urdapilleta, (Humberto) Tortonese, Batato Barea, por poner algunos nombres. En realidad, el teatro posmoderno de Buenos Aires tenía mucho más referentes, y dentro de eso vamos a trabajar una especie de homenaje a una época, a esa época, a través de algunos textos que tomamos y mezclamos", cuenta. "Si bien la adaptación es mía, ya vengo trabajando hace un tiempo con la escenógrafa, desde el momento del concurso con el diseñador de sonido, con el vestuarista, con la iluminadora. Siento que de alguna manera se va conformando entre todes, por más que yo ponga las palabras y la estructura dramática", completa.

La mención a la Parakultural, movida tan importante en la vuelta a la democracia, ya está planteada. "Representamos una época, la fusión que hacemos, yo la llamo engrudo -palabra que usaba Fernando Noy-, es en función de reactualizar esa época posdictadura que aparece con el teatro posmoderno, con el travestismo y está mezcla entre la parodia y la identificación", grafica, y agrega: "Aparecía la poesía de Pizarnik con una identificación profunda e inmediatamente aparecía la parodia, llevada adelante por estos artistas que tenían mucha formación, no solo como escuela sino también como escenario de la comicidad y del humor y de la sátira. Vamos a trabajar eso junto con la estética del drag, con la exacerbación de lo femenino o de lo masculino, hoy por hoy, llevada adelante desde el drag, que conocemos en Salta".

Cómo sigue el proyecto

"Tenemos la selección de actores y actrices, luego empiezan los ensayos fuertes, que van a ser en mayo y junio, los dos meses con una carga horaria grande y a full time todos los días, se puede ensayar hasta 6 horas", detalla Natalia, y agrega: "Y se estrena los primeros días de julio. Se hacen funciones en capital, en Casa de la Cultura y posiblemente también en la Usina y habrá funciones en el interior de Salta, que será durante julio y agosto. Están previstas entre 16 y 20 funciones de la obra".

"Es un trabajo muy intenso", cuenta Natalia en otro tramo de la charla, y señala: "Y eso, más allá de lo estresante, es algo que no solemos tener los directoras y directores: los actores y actrices todos los días, y esto hace que el crecimiento de la obra sea mucho mayor. Esta carga horaria nos permite día a día ir creciendo con los actores y actrices". 

Oportunidad y equipo

"Esta experiencia es una maravilla para mí, y una gran oportunidad, en el sentido de que vamos a tener horarios, vamos a tener una sala... una semana antes podemos hacer el montaje y los ensayos generales, algo que tampoco suele ocurrir, no por falta de predisposición sino realmente porque no hay espacios ni solvencia económica muchas veces", destaca la artista.

"Siento que se abre una gran oportunidad para todos los que van a participar de este proyecto, que son un montón. No solo el equipo del Cervantes, que es un equipazo, que está solo para el proyecto federal que realizan con las cuatro obras que han ganado", dice.

"Además, ellos viajan, va a estar Maxi Libera en la audición, vienen para el estreno y te van guiando durante el proceso. Es un aprendizaje enorme y es una apertura también de trabajo para artistas de Salta, para escenógrafos, vestuaristas, constructores, maquilladores, actores, actrices y, la verdad, es que nos lo merecemos", amplía.

Marcos Rodríguez (vestuarista), Carmen Cornejo (escenografía), Andrea di Salvo (asistente de dirección), Gustavo Granados (diseño de sonido) y Carmen Ruiz de los Llanos (diseño de iluminación) conforman el equipo que dirige Natalia Aparicio.

"La escenógrafa y el vestuarista yo los elegí, claro que después se envía el anteproyecto y se aprueba el presupuesto y a las personas", dice. "Otra cosa maravillosa fue poder elegir este equipo, especificando qué necesitaba. Nos llevó un tiempo de búsqueda y, al tenerlos, hemos acelerado el trabajo", completa la directora del proyecto.

Marcos Rodríguez, Carmen Cornejo, Andrea di Salvo y Natalia Aparicio.

Coyuntura

"En este momento, en el que hay tanta falta cultural, cuando se están recortando cosas, siento que es casi un milagro que podamos hacer esto, y debo decir que es una defensa que hace el Teatro Nacional Cervantes también de este proyecto, de este plan, para que no se caiga", reflexiona Natalia, y desarrolla: "Se ha hecho un gran esfuerzo para que continúe con una gran apertura y disponibilidad de parte de la Secretaría de Cultura".

"En otros años, sería una gran oportunidad, y en este caso es un milagro no solo espiritual sino también de buenas intenciones. Hay un deseo de seguir con el teatro funcionando en Salta. Es muy importante", destaca Aparicio. "Es decir: vamos a seguir adelante con el teatro, y lo vamos a sostener y lo vamos a pelear y lo vamos a defender. Y eso es súper destacable, porque también se pudo haber caído este proyecto. Sé que para que esto continúe hubo un montón de intenciones, hubo acciones concretas que se hicieron para que se sostenga", señala.

"Entonces, me parece muy destacable no solo el trabajo del Teatro Nacional Cervantes sino también de la Secretaría de Cultura de la Provincia, que nos está abriendo las puertas y se puso a nuestra disposición, y de eso tenemos que estar muy agradecidos", concluye Natalia Aparicio, directora de "Como espuma de corso berreta".

PUBLICIDAD