¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

21 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Derrumbes y gran mortandad de peces

Lunes, 29 de octubre de 2012 18:37

La gran cantidad de lodo que deslizó esta madrugada desde la junta de los ríos Iruya y Pescado, provocó una enorme mortandad de peces a la altura de Isla de Cañas, municipio del departamento Iruya, a 307 kilómetros de la Capital.

La situación fue advertida por los pobladores de la zona, quienes explicaron a El Tribuno que observaron el derrumbe al oeste de la serranía.

Esto fue confirmado por Manuel Gutiérrez, jefe de Defensa Civil y de Bomberos Voluntarios de Orán, quien se trasladó a la zona para realizar una evaluación. “El deslizamiento de laderas de precordillera en Iruya desembocó en el río Pescado, y el arrastre de sedimento y barro impidió la oxigenación adecuada del agua y asfixió a los peces”. El río en ese sector es rico en fauna ictícola de especies tales como bagres, dorados y sábalos, entre otros. El derrumbe ocurrió aproximadamente a las 3 de la madrugada en la unión de los ríos y llegó a Isla de Cañas por el río Pescado a las 6.45.

Gutiérrez explicó además que el volumen de lluvia no fue tan importante como el efecto, “probablemente porque ese sector estaba debilitado por lluvias y crecientes anteriores que provocaron ablandamiento de peñas que deslizaron”.

La situación se complicó por el arrastre de barro y malezas que llegaron a las compuertas del ingenio El Tabacal y atascaron la toma río Pescado que se usa para el riego de cañaverales.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La gran cantidad de lodo que deslizó esta madrugada desde la junta de los ríos Iruya y Pescado, provocó una enorme mortandad de peces a la altura de Isla de Cañas, municipio del departamento Iruya, a 307 kilómetros de la Capital.

La situación fue advertida por los pobladores de la zona, quienes explicaron a El Tribuno que observaron el derrumbe al oeste de la serranía.

Esto fue confirmado por Manuel Gutiérrez, jefe de Defensa Civil y de Bomberos Voluntarios de Orán, quien se trasladó a la zona para realizar una evaluación. “El deslizamiento de laderas de precordillera en Iruya desembocó en el río Pescado, y el arrastre de sedimento y barro impidió la oxigenación adecuada del agua y asfixió a los peces”. El río en ese sector es rico en fauna ictícola de especies tales como bagres, dorados y sábalos, entre otros. El derrumbe ocurrió aproximadamente a las 3 de la madrugada en la unión de los ríos y llegó a Isla de Cañas por el río Pescado a las 6.45.

Gutiérrez explicó además que el volumen de lluvia no fue tan importante como el efecto, “probablemente porque ese sector estaba debilitado por lluvias y crecientes anteriores que provocaron ablandamiento de peñas que deslizaron”.

La situación se complicó por el arrastre de barro y malezas que llegaron a las compuertas del ingenio El Tabacal y atascaron la toma río Pescado que se usa para el riego de cañaverales.

Los Naranjos aislada

En la misma zona oeste de serranía, en Los Naranjos, las comunidades collas sufrieron voladura de techos de caña y barro y de chapas, además de daños en sembradíos por vientos 40 kilómetros por hora.
Quedaron aislados en ese paraje, además de Angosto del Paraní y Río Blanquito, y hasta esta tarde era imposible llegar por la crecida del río Blanco.

Temas de la nota

PUBLICIDAD