¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

16°
21 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Gitanas le hicieron el cuento del tío a un joven de Animaná

Martes, 23 de julio de 2013 22:00

Tres hábiles gitanas le hicieron el cuento del tío a un hombre oriundo de Animaná. Le dijeron que iba a caer sobre él una terrible maldición y, en un extraño conjuro para liberarlo de la misma, le robaron 5.700 pesos con los que iba a pagar impuestos.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Tres hábiles gitanas le hicieron el cuento del tío a un hombre oriundo de Animaná. Le dijeron que iba a caer sobre él una terrible maldición y, en un extraño conjuro para liberarlo de la misma, le robaron 5.700 pesos con los que iba a pagar impuestos.

El hecho ocurrió en la tarde del lunes en la intersección de las avenidas Jujuy y San Martín, cuando un hombre de apellido Díaz, de 30 años, fue víctima de los encantos de tres gitanas a bordo de una camioneta Volkswagen Amarok.

Según el relato del hombre, que radicó la denuncia, él estaba parado en la intersección de las mencionadas avenidas cuando una camioneta estacionó justo a su lado.

Por la ventanilla del lado del conductor apareció una mujer de ojos claros, con un pañuelo colorido que le recogía el pelo y vestía una camisola de exhuberantes colores. Con una mirada atrapante, la mujer sacó la cabeza por la ventanilla y le dijo: “Vení, vení te voy a leer la mano”. El ingenuamente se acercó y, con una sonrisa pícara, le mostró la palma de su mano.

La mujer comenzó a decirle su futuro y en medio de un juego de palabras, se quedó callada y abrió los ojos sorprendida. Volvió a mirarlo y le dijo: “Vos tenés mucha plata encima, me la tenés que mostrar porque te arrojaron una maldición terrible. Yo te voy a ayudar”.

El sujeto, asustado, sacó de su bolsillo un fajo de dinero, un total de 5.700 pesos. Cuando la gitana vio el dinero, le dio instrucciones para poder liberarlo de la maldición que supuestamente lo estaba acechando.

Según consta en la denuncia, Díaz llevaba puesto un gorro de lana negra. La mujer le dijo que se lo saque y que ahí ponga la plata. Después el hombre le entregó el paquete y ella -mientras repetía palabras en un idioma desconocido- realizó extraños movimientos con el gorro.

Luego se lo entregó y le dijo: “Listo, estás liberado”. En ese mismo momento, la que estaba al volante de la camioneta la encendió y salieron a toda velocidad del lugar.

El hombre, sorprendido, miró mientras escapaban. Después abrió el gorro y se dio con la novedad de que no estaba su dinero. Por el contrario, el sombrero sólo tenía algunos recortes de papel de diario.

Desesperado, hizo parar un remise y le indicó la calle por la cual las mujeres habían escapado, recorrió varios metros, pero no logró encontrarlas.

Temas de la nota

PUBLICIDAD