¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Don Rufino falleció y ellos aún lo esperan

Viernes, 28 de agosto de 2015 00:30
Tres de los cuatro perritos que cuidaba don Rufino. 
A mediados de agosto una llamada de los vecinos alertó al 911 acerca de un incendio que se estaba devorando una precaria casilla en villa Los Sauces. En el lugar vivía Rufino Díaz, un hombre de 70 años que había elegido ese rinconcito al costado de la vía para levantar un hogar improvisado. Rufino era un hombre solo y no sobrevivió al fuego. Pero él -como tanta gente sin familia- había elegido morigerar su soledad con la compañía de cuatro mascotas. Lo más probable es que los perritos hayan sido "de la calle" y, de alguna manera, también lo hayan elegido a él (las historias de abandono suelen cruzarse en la calle). Del fatídico incendio solo quedaron unas chapas retorcidas y unos bloques oscurecidos. Pero la escena más conmovedora es la de las cuatro mascotas que no se han movido del lugar, porque siguen esperando a su dueño. Don Rufino era cartonero y, a pesar de que sus recursos eran mínimos, cuidaba bien a sus perros. Tiempo atrás, uno de ellos apareció con una herida en el cuello y, aunque no tenía dinero para llevarlo al veterinario, se ocupó de curarlo con dedicación y paciencia.
Fernanda Skaf es docente de la escuela primaria América Latina, ubicada a pocos metros del lugar donde ocurrió la tragedia, sobre calle Francisco Castro de villa Los Sauces. Hace unos días se percató de la presencia de los perritos y lo dio a conocer a través de las redes sociales. "Necesitan un nuevo hogar. Son 4 mestizos: uno blanco de porte chico, otro marrón de pelo corto (que no está en la foto) y otros dos de porte más grande. Son muy unidos entre ellos", contó. Que consigan adoptantes sería un hermoso vuelco del destino. Y si pudieran seguir viviendo juntos sería el destino perfecto. Fernanda es el contacto para ubicarlos: 155857722 (enviar mensaje de texto).
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla
A mediados de agosto una llamada de los vecinos alertó al 911 acerca de un incendio que se estaba devorando una precaria casilla en villa Los Sauces. En el lugar vivía Rufino Díaz, un hombre de 70 años que había elegido ese rinconcito al costado de la vía para levantar un hogar improvisado. Rufino era un hombre solo y no sobrevivió al fuego. Pero él -como tanta gente sin familia- había elegido morigerar su soledad con la compañía de cuatro mascotas. Lo más probable es que los perritos hayan sido "de la calle" y, de alguna manera, también lo hayan elegido a él (las historias de abandono suelen cruzarse en la calle). Del fatídico incendio solo quedaron unas chapas retorcidas y unos bloques oscurecidos. Pero la escena más conmovedora es la de las cuatro mascotas que no se han movido del lugar, porque siguen esperando a su dueño. Don Rufino era cartonero y, a pesar de que sus recursos eran mínimos, cuidaba bien a sus perros. Tiempo atrás, uno de ellos apareció con una herida en el cuello y, aunque no tenía dinero para llevarlo al veterinario, se ocupó de curarlo con dedicación y paciencia.
Fernanda Skaf es docente de la escuela primaria América Latina, ubicada a pocos metros del lugar donde ocurrió la tragedia, sobre calle Francisco Castro de villa Los Sauces. Hace unos días se percató de la presencia de los perritos y lo dio a conocer a través de las redes sociales. "Necesitan un nuevo hogar. Son 4 mestizos: uno blanco de porte chico, otro marrón de pelo corto (que no está en la foto) y otros dos de porte más grande. Son muy unidos entre ellos", contó. Que consigan adoptantes sería un hermoso vuelco del destino. Y si pudieran seguir viviendo juntos sería el destino perfecto. Fernanda es el contacto para ubicarlos: 155857722 (enviar mensaje de texto).
PUBLICIDAD