¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

16°
21 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

La partida de Daniel Campos

Lunes, 01 de abril de 2024 00:00

Se fue de la vida el joven cantor Daniel Campos, hijo del legendario Tomás 'Tutú' Campos. Daniel tuvo una marcada historia con la canción. Nació en Salta, el 12 de octubre de 1975 y creció en una casa musical donde su padre puso en su sangre las partituras del cancionero popular argentino. A los 18 años se radicó en Córdoba, en el año 1993 fundó el Grupo Los Guaraníes, conjunto al que perteneció hasta el año 2009, año que formó el dúo 'Nacho y Daniel', integrado por Daniel Campos y Luis Ignacio 'Nacho' Prado, de Alta Cruz de la provincia de Córdoba. En 2010, grabó 'Los Nombradores del Alba', en homenaje a Daniel Toro y a Los Cantores del Alba, con Facundo Toro, incluyendo selectos temas en homenaje a estos grandes artistas. Más tarde siguió sus proyectos musicales como solista y pudo armar 'Daniel Campos y Los del Alba'. Esta historia que emprendió el viaje definitivo y final, pero por suerte ha dejado un rico legado para seguir escuchando esta bella voz de nuestro cancionero.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Se fue de la vida el joven cantor Daniel Campos, hijo del legendario Tomás 'Tutú' Campos. Daniel tuvo una marcada historia con la canción. Nació en Salta, el 12 de octubre de 1975 y creció en una casa musical donde su padre puso en su sangre las partituras del cancionero popular argentino. A los 18 años se radicó en Córdoba, en el año 1993 fundó el Grupo Los Guaraníes, conjunto al que perteneció hasta el año 2009, año que formó el dúo 'Nacho y Daniel', integrado por Daniel Campos y Luis Ignacio 'Nacho' Prado, de Alta Cruz de la provincia de Córdoba. En 2010, grabó 'Los Nombradores del Alba', en homenaje a Daniel Toro y a Los Cantores del Alba, con Facundo Toro, incluyendo selectos temas en homenaje a estos grandes artistas. Más tarde siguió sus proyectos musicales como solista y pudo armar 'Daniel Campos y Los del Alba'. Esta historia que emprendió el viaje definitivo y final, pero por suerte ha dejado un rico legado para seguir escuchando esta bella voz de nuestro cancionero.

La historia de esta familia me remonta a la infancia, cuando compartía los juegos que servían para socializar y emparentar a los chicos del barrio. Tutú vivía en la calle Lerma, entre Tucumán y pasaje Calixto Gauna: Ahí nomás teníamos la canchita los changuitos del barrio, entre Lerma y Catamarca, donde Tutú jugaba de número siete con velocidad y picardía y cuando el equipo del barrio lograba éxito, en su casa estaba la pizzería 'La Catamarqueña' donde se homenajeaba a los changos ganadores. Además, allí se producían comidas que se vendían en el salón y también se repartían en viandas, y el encargado de la entrega era el Tutú, quien lo hacía con alegría desbordante y cantando en su bicicleta por las calles del barrio, en tiempos en que empezaba a grabar con el maestro Waldo de los Ríos, hijo de Martha de los Ríos.

La madre de Daniel, Sonia Moisés, vivía en Tucumán al 300, entre Córdoba y Lerma, junto a sus padres Guillermo Moisés y doña Julia, su mamá toda ternura y su hermana Estela, que con el tiempo se recibió de escribana. Por allí pasaron los sabrosos momentos de la historia, los cumpleaños de niños, la primera comunión de Sonia, con chocolate para todos los chicos del barrio. El noviazgo de los amigos, el amor y la historia que fueron construyendo con sus hijos Guillermo, Daniel y Alejandra. Hoy la muerte golpeó nuevamente a esta familia que ya sabe de muchos dolores, la partida de los mayores, la de Tutú, la del hijito de Daniel y ahora la del joven cantor. Toda la familia llora su ausencia: sus hijitos Alma y Sofía; los sobrinos Micaela, Tomás y Joaquín; su cuñada Gaby y todos los que conforman su familia. Los vecinos, amigos, los artistas de la canción todos en un silencioso silencio en su homenaje; en nombre de la Asociación Argentina de Intérpretes (AADI), que envía los más sentidos pésames a todos los miembros de su familia. Que la vida les conceda fortaleza para soportar tanto dolor, especialmente a Sonia, esposa, madre, abuela de tanto dolor. Se cumplió una vez más la concreta verdad de la muerte, que demuestra que nacemos para morir. Gracias, querido Daniel por tu canto y tu paso por la vida. Que tu recuerdo sea una flor en el alma de los que te conocieron y que tu voz siga despertando alegrías musicales.

 

PUBLICIDAD