¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

10°
23 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Tiene 72 años, mató a un ladrón en Villa Lavalle y ahora su hijo pide la prisión domiciliaria para su padre

El hombre de 72 años continúa preso desde el miércoles 10 de abril. Ese día le pegó un disparo en el pecho Sebastián Chaile (28 ) quien según él, le había robado varias veces. Roberto, su hijo, indicó que su padre junto a su madre vivieron un calvario durante años pese a que denunciaron al delincuente en innumerables ocasiones. 
Miércoles, 24 de abril de 2024 12:19
Un abuelo mató a un joven ladrón a balazos en Villa Lavalle. Su hijo pide que le den prisión domiciliaria Pablo Yapura.

Cansado, agotado de hacer denuncias y que la Justicia nunca haga nada,  un hombre de 72 años mató de un disparo en el pecho a Fernando Chaile (28) en Villa Lavalle. Esto sucedió la tarde del 10 de abril cerca de las 14 horas. El hombre le pidió a su mujer, con la que lleva juntos más de 50 años, que llame al Sistema de Emergencia 911 y se sentó en la vereda de su casa a la espera de la Policía. Cuando llegó el móvil les dijo a los oficiales: “Yo hice esto”, les dijo. 

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Cansado, agotado de hacer denuncias y que la Justicia nunca haga nada,  un hombre de 72 años mató de un disparo en el pecho a Fernando Chaile (28) en Villa Lavalle. Esto sucedió la tarde del 10 de abril cerca de las 14 horas. El hombre le pidió a su mujer, con la que lleva juntos más de 50 años, que llame al Sistema de Emergencia 911 y se sentó en la vereda de su casa a la espera de la Policía. Cuando llegó el móvil les dijo a los oficiales: “Yo hice esto”, les dijo. 

Desde aquella tarde el abuelo continúa preso, y pese a que sus abogados pidieron una audiencia con el juez que entiende en la causa, este todavía no respondió el anciano sigue tras las rejas. Roberto, su hijo, pidió en las últimas horas que le den la libertad domiciliaria a su padre. “No tiene edad para estar en la cárcel. El se defendió de años de inacción de la Justicia. Denunció en innumerables ocasiones a este muchacho que se cansó de robarle, no sólo a él sino a todo el barrio, y la Justicia no hizo nada, como ahora que a pesar del pedido de sus abogados, sigue encerrado. El tiene edad para esperar en su casa lo que decida la Justicia”, señaló.

El hijo contó que el jubilado tiene una pensión de 100 mil pesos y que trabajaba todos los días para subsistir. Que su madre está muy mal y triste por lo que le está pasando a su pareja a la cual conoce hace más de 60 años. “Ellos eran amigos desde muy chiquitos. Desde los 12 años que son inseparables, con mi padre lejos, mi mamá sufre muchísimo. Nosotros no estamos pidiendo que lo dejen libre, sino que la Justicia actúe y le den el beneficio de la prisión domiciliaria porque tiene edad para esperar el proceso en su casa”.

Roberto indicó que su padre teme por su propia vida y la de su madre. “Pese a que mi casa está con custodia policial, él no está tranquilo. Teme que le pase algo a mi madre”.  Los vecinos también hace unos semana atrás pudieron la libertad del anciano. “La gente conoce que clase de tipo es Don Mario como le dicen ellos. Él arreglaba todo, solucionaba cualquier problema en la casa de los vecinos. Es plomero, electricista, jardinero y hasta conectaba baterías cuando estos muchachos la robaban. Es muy querido. Mi padre trabajó toda su vida y no merece estar preso. Se cansó de denunciar pero la Justicia nunca actuó y es la principal culpable”,

Roberto contó que estuvo con su padre horas antes de lo sucedido. “Almorzamos juntos. Hablamos y después me fui a mi casa. Mi madre se puso a lavar los platos y mi padre salió afuera. Fue ahí que se desató todo. Nunca creí que mi papá podía hacer lo que hizo, si mi hubiese dicho, lo paraba y le decía que era una locura lo que pensaba”.      

El hijo contó que su padre durante los últimos 4 años recibió insultos y amenazas por parte del ladrón y otros malvivientes. “Lo insultaban, lo amenazaban de muerte y lo invitaban a pelear. Mi viejo nunca se quedó callado. Siempre los denunció. Acá todos saben que pasaba, robaban hasta la bolsa de pan que llevaba la gente en la mano,abanaban la plata que la gente llevaba para comprar en el almacén. Hay que decir todo.  Mi mamá y mi papá colaboraron siempre con la Justicia él solo se entregó a la policía, sin resistencia, ¿adónde se va a ir?”, finalizó Roberto que espera que en las próximas horas su padre pueda ser beneficiado con prisión domiciliaria y esperar en su casa la decisión final de la Justicia. 

 

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD