¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

21 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

"Hacer mineros no es soplar y hacer botellas"

Entrevista con Daniel Bosque, periodista y director de Club Minero.
Martes, 16 de abril de 2024 01:44

Sin rodeos, el periodista director de CLUBminero, Daniel Bosque, va al hueso, a temas "incómodos" y plantea que uno de los grandes dilemas de la minería es elegir entre los anuncios fáciles o exponer los problemas de la actividad. En ese sentido, advierte que "el peor enemigo de la minería en Salta y en cualquier lugar del mundo es la autoficción, cuando dice estamos yendo bien porque tenemos estos ratios de empleos, facturación, exportaciones, impuestos".

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Sin rodeos, el periodista director de CLUBminero, Daniel Bosque, va al hueso, a temas "incómodos" y plantea que uno de los grandes dilemas de la minería es elegir entre los anuncios fáciles o exponer los problemas de la actividad. En ese sentido, advierte que "el peor enemigo de la minería en Salta y en cualquier lugar del mundo es la autoficción, cuando dice estamos yendo bien porque tenemos estos ratios de empleos, facturación, exportaciones, impuestos".

Entre otros desafíos mineros, señaló, está el de profesionalizar la mano de obra local. "Hacer mineros no es soplar y hacer botellas", resaltó, y dijo que lo primero es atraer a los jóvenes hacia el sector.

¿Qué aporte se puede hacer desde la comunicación a la minería y sus polémicas?

El año pasado, en una entrevista de El Tribuno con motivo de "Hablemos de lo que viene", decíamos que crecer tiene sus bemoles. Por cuestiones que faltaban y había solucionar, por ejemplo la lentitud del Estado en resolver permisos o los déficits de infraestructura, y decía que había algo que no podía manejar ni Salta ni otras provincias, que era el concierto macroeconómico. En realidad "macroeconómico" es un eufemismo elegante de la minería argentina para nombrar el despelote monumental que armó el kirchnerismo a lo largo de una década y que complicó esta actividad prometedora. Hoy, ves a grandes popes de la minería mundial que, sin meterse en las minucias de las dificultades y errores de este gobierno para implementar cosas, como haber estado un mes y medio sin secretario de Minería, después del despido de Flavia Royón. La minería mundial adhiere y aplaude a este proceso de signo liberal. Ya le sacaron el barullo de las SIRAs que se prestaba a pedidos de propinas y otras cosas. Ahora está la relación inflación y valor del peso, tendrá que seguir peleándola. En este camino, los mercados mundiales acompañan de manera desigual. El litio se desplomó y eso ha sido una mala noticia para Salta y su complejo de litio. Por otro lado, se sostiene firme el cobre que por ahora es promesa, y hay un precio récord del oro. Noticia excelente por Lindero En Salta, se dictaron leyes como la de Promoción Minera, pero hay un límite por el contexto nacional

¿Qué decisiones nacionales podrían ayudar a la minería local?

La minería, lo ha dicho en Canadá y en otros foros, lo va a repetir CAEM el Día de la Minería, en Córdoba. Igual que otras grandes mineras, adhirieron muy fuerte a la Ley Ómnibus o lo que sea, que proponga el Régimen de Incentivo para las Grandes Inversiones (RIGI). Todo lo que signifique facilitar, promover la minería. En este nuevo ciclo de El Tribuno estarán en Salta, como hace unos años, cuando estuvieron Alberto Salas y Hans Flury, líderes de las centrales empresariales de Chile y de Perú; ahora estarán Pablo de la Flor y Carlos Espinoza, importantes consultores y referentes, para contar cómo han hecho para crecer en minería, países diferentes, porque tienen muchos años de tradición minera y burguesías nacionales mineras. Pero que también se defienden en los anticíclos de los mercados.

¿Qué nos diferencia de estos vecinos?

La Argentina tiene, y Salta incluida, a su favor, recursos abundantes e inexplotados y no tiene grandes trastornos sociales, como ocurre con Perú, por ejemplo, con la minería ilegal. Tampoco tiene agotamientos de yacimientos como Chile, pese a lo cual sigue siendo líder del cobre en el mundo. Pero todavía nos rodea una gran cautela de los inversores, porque una cosa es poner una inversión de 400, 500, 600 millones de dólares en montar un complejo de extracción en las salmueras del NOA, o expandir una mina de oro plata y otra montar 4.000, 5.000, 6.000 millones de dólares, qué precisa una mina de cobre. Eso lo sabe, por ejemplo, Salta, con su gran yacimiento de Taca Taca. Entre las particularidades locales, al mismo tiempo hay una gran necesidad laboral.

Salta es una provincia con la mitad de los trabajadores informales y en ese sentido la minería viene a ser muy prometedora.

Siempre decimos que hacer mineros no es soplar y hacer botellas, por eso muchas veces se estrellan contra la cruda realidad estos esquemas del 70%-30%. Se dice: vamos a hacer, además de Compre Local, un fuerte empleo local. Pero a los mineros hay que formarlos y una vez que los formas, a veces no los puedes retener, vuelan de tu nido y vos formaste mineros salteños y después los encuentras trabajando en cualquier otra provincia. En el camino, el gran desafío es profesionalizar la actividad. En el Estado, para que resuelva las cosas y sin discrecionalidades, que ha sido un tema del kirchnerismo y otros, que se vio también en el tema de los permisos de importación, de las siglas. Pero también profesionalizarse en las mineras, cuidar ciertos estándares. A propósito, esta semana en Salta, (N de la R: sobre los trabajadores extranjeros no declarados en la minera Posco).

Por el caso de Posco, un diputado de La Puna cuestionaba que no se cumple con la contratación de mano de obra local en puestos que no son técnicos, como choferes. Por otro lado, se dice que no hay mano de obra calificada para ciertos puestos que sí lo requieren.

Es bueno que haya estos controles.Hay algunos trastornos de crecimiento y muchas veces se se exponen cosas que no se verifican en la realidad. Pero hay esfuerzos muy interesantes en Salta, como los que ha impulsado mi amigo Ricardo Alonso, un gran impulsor de las tecnicaturas y las diplomaturas mineras, porque hay que formar jóvenes, hay que atraerlos hacia la minería y hacia las actividades duras, una tarea no muy sencilla en la era del smartphoney del screen. El trabajo en la minería es sacrificado, no es un McDonald's, y hay que formar a los mineros. Hay que ser bastante consecuente y proactivos. Por ejemplo, se dice "vamos a hacer bolsas de trabajo" y presionan los sindicatos "queremos a estas 20, 30, 40 personas en la minería". Pero hay aptitudes y actitudes, como en todo trabajo. No cualquiera puede ser periodista, menos aún ser minero. Están estos temas viejos de los polizones, inmigrantes ilegales, ingenieros, geólogos, operarios llave en mano. Son turistas, pero trabajan en las minas o en la construcción de las minas. En exploración, construcción y explotación minera en la Argentina eso es más viejo que la ruda y las primeras responsables son las autoridades provinciales que hacen la vista gorda por un puñado de dólares o de yuanes. Son de las cosas que si una actividad quiere ser ejemplo, tiene que seguir puliendo.

¿Entonces esto que pasó con Posco tiene que ver con una cuestión de la maduración de la minería, que al inicio van a pasar estas cosas porque no tenemos mano de obra calificada?

Diría que es un combo este tema de los recursos humanos y de la atracción de capitales. El mensaje desde la comunicación, desde quienes analizamos la gestión, es que el peor enemigo de la minería, en Salta y en cualquier lugar del mundo es la auto ficción, la cosmética de decir "estamos yendo bien, miren, tenemos estos ratios de empleo, facturación, exportaciones". Pero hay que hacer todo lo posible para que las cosas no estén atadas con alambre, para que haya un diálogo empresa-Estado, que sea proactivo y constructivo, que haya energía, carreteras y que la sociedad esté acompañando la minería. Se cree y no es así, que en los "países mineros" la sociedad entiende y todos fanáticos de la minería. Acabo de hacerle una entrevista al ministro de Minería de Energía y Minas de Perú, Rómulo Mucho, donde se queja de eso. Es un viejo minero que me dice que "la sociedad peruana no sabe el valor que tiene la minería, que es el sostén principal y la locomotora del desarrollo peruano".

Temas de la nota

PUBLICIDAD