La Policía de la Provincia busca intensivamente a tres personas que de forma misteriosa desaparecieron en Salta.

Se trata de María Cash (29), una joven mochilera procedente de Capital Federal, quien habría sido vista por última vez en la plaza de peaje de Aunor, haciendo dedo rumbo al este.

Además de la joven, los efectivos buscan a Eduardo Marcelo Aguirre, quien abordó un avión rumbo a Santa Cruz de la Sierra, descendió en el aeropuerto Viru Viru y virtualmente se esfumó. Aguirre (36), el 10 de diciembre, salió de Salta rumbo a Bolivia, donde llegó y su imagen fue registrada por las cámaras de seguridad de la estación aérea cruceña. Sin embargo, nadie volvió a saber de él.

Por último, en el norte provincial, continúa el rastrillaje de Reynaldo “Charata” Castedo -padre de los sindicados narcotraficantes Delfín y “Ula” Castedo, imputados por el crimen de Liliana Ledesma-, quien desapareció de su hogar hace 24 días y la principal hipótesis que se maneja en la zona es que habría sido asesinado por un ajuste de cuentas relacionado a la actividad de sus descendientes. Ula está preso en Bolivia y Delfín se halla prófugo.

El caso más misterioso es el de la joven María Cash, quien partió desde Buenos Aires el 4 de julio rumbo a Jujuy para asistir a un curso de yoga, pero se bajó en Rosario de la Frontera porque, hipotéticamente, un pasajero del mismo ómnibus la molestaba. Desde allí, se habría trasladado en un camión a Santiago del Estero, desde donde habría emprendido viaje a Jujuy y de ahí a Salta. Empleados del peaje de Aunor confirmaron que hallaron allí la mochila de la chica, con sus documentos. Dijeron que “hacía dedo” en dirección a General Gemes, el pasado viernes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...