La falsa médica Giselle Rímolo padece un cuadro de depresión y presenta tendencias suicidas y por ello podría suspenderse el juicio en su contra que debía iniciarse el 14 de septiembre próximo, como acusada de ejercicio ilegal de la medicina, estafas varias y tráfico de medicamentos.
Fuentes judiciales informaron que una Junta Médica presentó  un informe el pasado 7 de julio ante el Tribunal que tiene  previsto juzgarla, en el que indica que Rímolo no comprende "el aquí y el ahora", y que cuenta con "sintomatología de trastorno depresivo ansioso con ideación suicida", y que se encuentra con  tratamiento farmacológico.
A partir de ello, ahora los jueces convocaron a una audiencia  para el miércoles próximo a las 11:00 para que los peritos  expliquen los supuestos problemas de salud que padecería la ex pareja del locutor y conductor televisivo Silvio Soldán.
El informe médico está firmado por los peritos forenses Juan  Carlos Badaraco, Maximiliano Luna y Laura Mesera, y los mismos  fueron citados para el miércoles a fin de que amplíen las explicaciones sobre el estado de salud de la ex de Soldán.
Luego de ello, el Tribunal Oral Criminal N° 7 (TOC7), integrado por los jueces Daniel Morín, Gustavo Valle y Juan
Facundo Giúdice Bravo, tendrá que evaluar si considera razonable las explicaciones de los médicos y suspende o no el debate que Rímolo tiene previsto para el 14 de septiembre próximo.
La ex de Soldán no es la única acusada y quien debe afrontar el juicio: también lo están su hermano Fabián, las dos médicas, Susana Beatriz Secardini y Magdalena Elisa Martínez; y el farmacéutico Ricardo Rodolfo Delgado
Rímolo (cuyo nombre verdadero es Mónica Cristina María) está acusada de una gran cantidad de estafas, del presunto ejercicio ilegal de la medicina y "tráfico de medicamentos peligrosos para la salud agravado por haber ocasionado la muerte de una persona".
El caso de la ex de Soldán se hizo conocido gracias a una cámara oculta realizado por un programa periodístico, y a partir del cual se determinó que Rímolo era la titular de un centro de belleza, y allí vendía medicamentos -para lo cual no contaba con autorización- y que provocaron trastornos en la salud de varios pacientes.
Incluso, en la causa consta que una mujer que padecía diabetes y de nombre Lilian Díaz, falleció supuestamente luego de consumir medicación provista por el centro de salud.
El centro de belleza era Sidene y al comienzo de la investigación Rímolo estuvo detenida al igual que Soldán, aunque este último con el avance de la investigación fue desvinculado.
El hermano de Giselle, Fabián Rímolo, está imputado -según la acusación en el requerimiento de elevación a juicio- por unas 70 estafas y tráfico de medicamentos peligrosos para la salud.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...