Un proyecto de ley que busca conceder 30 faltas justificadas a la escuela para madres y padres adolescentes se aprobaría este año tras meses de idas y venidas entre diputados y senadores.

En Salta, más del 20 por ciento de los partos son de menores de 20 años, de acuerdo a datos del Hospital Público Materno Infantil.

Una iniciativa que lleva la firma del diputado Lucas Godoy apunta a que los chicos que tienen hijos no abandonen el sistema educativo.

El proyecto estipula 30 días hábiles de inasistencias justificadas para las madres y 5 días para los padres. También determina que el periodo podría extenderse por indicación médica.

“Los plazos se estudiaron con especialistas y se determinó que eran los convenientes para no complicar el ciclo escolar”, dijo Godoy a El Tribuno.

El legislador sostuvo que hasta ahora no hay en las escuelas un régimen previsto para este tipo de casos.

El texto también fija la obligación de crear salas maternales para los hijos de los estudiantes y dar clases de apoyo para los que tuvieron un bebé.

Además, se estipula que las chicas podrán ausentarse durante una hora diaria para dar de mamar seis meses después de que se haya cumplido la licencia por maternidad.

La propuesta abrió la discusión y se planteó con muchas vueltas entre legisladores. La Cámara de Diputados la aprobó a principios de año, pero el Senado la devolvió con modificaciones. En octubre, los diputados insistieron en votar el proyecto original al que le habían dado media sanción y la semana pasada los senadores volvieron a darle el visto el bueno al texto que contenía los cambios que ellos habían planteado.

Las diferencia entre ambos cuerpos legislativos no hace a la cuestión de fondo, ya que ambos tienden a favorecer la permanencia de los chicos en el sistema educativo.

La Cámara de Diputados aprobó un proyecto que especifica cuántas faltas podrán justificarse y cómo. La iniciativa que votaron los senadores estipula que es el Ministerio de Educación de la Provincia el que debe definir la cuestión de los tiempos. Es decir, a las escuelas les correspondería, según la Cámara alta, definir los días de licencia por parto para la estudiante-madre.

Además, los senadores agregaron el requisito de que los varones acrediten su paternidad a partir del día del nacimiento mediante certificado médico.

“Comprobar la paternidad demanda un estudio de ADN. Eso hace inaplicables los derechos de los padres. Deberían poder presentar el acta de nacimiento”, dijo a este medio el diputado Mariano San Millán.

El proyecto ahora se debe definir en Diputados y Lucas Godoy descontó que será ley antes de que termine el año. Además, adelantó que quedará firme el contenido original, sin las modificaciones que introdujeron los senadores.

En definitiva, dos aspectos puntuales, entre otros detalles, están en discusión en este proyecto: los días de licencia y la comprobación de la paternidad. No obstante, el objetivo de la iniciativa es compartido: promover la contención de los jóvenes padres y garantizarles el apoyo necesario para que el nacimiento de un hijo no sea visto como una alteración de la continuidad educativa, que deberá reglamentarse con el refuerzo necesario.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...