Ivana Carolina Vaca era objeto de violencia derivada de su condición de mujer, así lo consideró la jueza de Instrucción Formal 2 de Orán, Norma Vera al dictar el procesamiento de Gonzalo Emanuel Basualdo por el delito de homicidio en contra de su esposa. El 13 de junio pasado Basualdo denunció a través del 911 que su pareja se había ahorcado. Pero cuando llegaron los efectivos policiales dio dos versiones distintas, lo que despertó la sospecha corroborada luego por la recolección de testimonios y estudios que permitieron determinar la verdadera causal de muerte. Originalmente Basualdo había dicho que al llegar a su vivienda de trabajar pasando mercadería a Bolivia (bagalleo) encontró a su pareja colgada de una soga. En su segunda versión, Basualdo espontáneamente dijo que él no había viajado a Bolivia y que cuando llegó de su trabajo, la mujer le había manifestado que sus amigos de la zapatillería le iban a dar un regalo, hecho que él le recriminó diciéndole que le iban a “faltar el respeto”. Ambos discutieron, lo que provocó que ella abandonara el dormitorio y al despertarse, luego de dormir solo, él la habría encontrado colgada. Los testimonios recolectados a lo largo de la investigación pusieron en evidencia que los episodios de violencia y las amenazas de muerte eran frecuentes, producto fundamentalmente de los celos.

La autopsia determinó que Ivana Carolina Vaca murió por “paro cardiorrespiratorio por asfixia mecánica por estrangulación”. La soga que la sostenía no era de gran diámetro y no estaba anudada al tirante de madera. En el cuello, por debajo de la marca de la soga, tenía una lesión es compatible con el dedo pulgar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...