Las 35 muertes en menos de dos meses en la provincia obligaron a las autoridades a tomar rápidas medidas para tratar de evitar los accidentes y, sobre todo, las víctimas fatales en calles y rutas salteñas.

Si bien pese a la alarmante cantidad de fallecidos no se decretó la emergencia vial, sí se avanzó en un convenio entre la Policía Vial de la Provincia y la Policía de Tránsito de la comuna capitalina para que los efectivos de la fuerza de seguridad puedan labrar multas.

La iniciativa no fue para nada del agrado de los inspectores de Tránsito de la ciudad, quienes se sintieron avasallados en su actividad y se declararon en alerta. En una encuesta en la web de El Tribuno, nuestros lectores votaron por amplia mayoría que los inspectores se oponían al acuerdo Provincia-comuna porque querían “cuidar la caja”, mientras que la segunda opción más votada fue “celos profesionales”.

Sin embargo, Provincia y Municipio siguieron avanzando con el acuerdo. Pero ayer se supo que las facultades de los policías de labrar multas es más bien una declaración de buena voluntad, ya que faltan varios pasos burocráticos para que la medida pueda ponerse en marcha. Así lo hizo saber a El Tribuno el secretario de Tránsito, Carlos Caruso, quien adelantó que “solo los inspectores de Tránsito pueden labrar actas de infracción” y que “lo único que puede hacer la Policía es acompañar a los agentes comunales para brindarles apoyo”.

Caruso aclaró que lo que hay es un “convenio de cooperación y asistencia” y que “no va a haber delegación de facultades de ningún tipo”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...