A cuatro meses de su lanzamiento, Samsung dice que vendió dos millones de unidades de su teléfono Galaxy Note, un híbrido entre tableta y smartphone con una pantalla de 5 pulgadas y un lápiz para tomar anotaciones. 

 Son varias las tendencias que marcan este Congreso Mundial de Móviles , pero quizá la más inesperada es el regreso del lápiz para dibujar en pantalla.

El stylus (o estilete, según su nombre en español) parecía destinado al olvido desde que Apple anunció en 2007 su iPhone, el equipo que popularizó las pantallas capacitivas, muy sensibles al tacto, y que hicieron innecesario el uso de herramientas para escribir en la pantalla de los dispositivos de bolsillo, una tradición que las palmtops mantenían desde mediados de la última década del siglo XX por usar pantallas de tipo resistivo, donde es necesaria una mayor presión para que el plástico registre la orden.

Pero el lanzamiento del móvil Samsung Galaxy Note el año último cambió todo esto. En rigor, en 2011 HTC había presentado su tablet Flyer, que incorpora un lápiz capacitivo para dibujar en la pantalla, pero fue el éxito del Galaxy Note (y el empuje que Samsung le dio al equipo) el que cambió esto: ya lleva más de dos millones de unidades vendidas en todo el mundo desde que llegó a los mercados hace cuatro meses, en octubre último.

En el Congreso la compañía surcoreana presentó una tablet de 10,1", con hardware similar a los otros modelos de la compañía (Android 4, chip de doble núcleo) e incorporando un lápiz especial (llamado S Pen), pero no fue la única; este año LG presentó su modelo Vu (con pantalla de 5" y lápiz capacitivo), y Asus hizo lo propio con el Padfone convertible (un teléfono que se transforma en tableta), que permite usar el lápiz como manos libres Bluetooth.

Este revivir del lápiz viene, en el caso del nuevo modelo de tableta de Samsung, acompañado de una sensibilidad de 256 puntos de presión en la pantalla (al estilo de lo que permiten las tabletas de dibujo Wacom), Adobe Photoshop Touch preinstalado para editar fotos, y una suite de herramientas para digitalizar trazos, sea un dibujo a mano alzada, un gráfico geométrico (que el software de la tablet puede transformar en vectorial) o una fórmula algebraica.

El lápiz (que no usa baterías) también funciona como goma de borrar virtual e incorpora un botón para activar funciones secundarias en la tableta y para interactuar con aplicaciones hechas por terceros, ya que Samsung permite crear software que aproveche el estilete del Galaxy Note 5,3 y del Note 10,1. De hecho, la compañía actualizó por estos días el kit de desarrollo para permitir la creación de animaciones con audio y otros elementos.

Una contra que tiene es que a diferencia de Galaxy Note original, la tableta no permite almacenar el stylus dentro de su carcasa, por lo que podría extraviarse.

Lo atractivo de este y otros equipos similares es que todas las funciones del dispositivo (sean las específicas para dibujar como las comunes a cualquier smartphone) se pueden usar sin el lápiz; simplemente usar el dedo implicará una menor precisión en el registro de los trazos y, en el caso de Samsung, no detectará el cambio de presión sobre la pantalla ni permitirá activar los accesos rápidos a ciertas herramientas.

Ejecutivos de la compañía confirmaron que Samsung planea llevar el S Pen a más dispositivos, extendiendo así a presencia de una herramienta que funciona de puente entre lo analógico y lo digital.

Fuente: La Nación

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...