“¿No era que la usina se trasladaba?”, preguntó a El Tribuno uno de los vecinos de Villa San José, luego de que ayer se presentaran en el barrio empleados de la empresa constructora RAC, responsable de la edificación de la infraestructura de la usina, y excavaran una parte de la vereda. Esto no dejó de alertar a los vecinos, quienes hasta ahora no tienen los resultados del estudio de impacto ambiental.

“Nos parece demasiado raro que la empresa se presente cuando se dijo que la usina iba a ser trasladada, además de que no tiene presentado ningún tipo de papel en la Municipalidad”, advirtió Miguel Valdiviezo, uno de los vecinos que reside cerca de la usina.

Además, otros vecinos de la zona manifestaron sus dudas sobre las promesas del intendente Miguel Isa porque algunos hasta aseguraron que “por las noches se escucha ruido de los motores”.

Los operarios de la empresa constructora ayer cavaron una fosa de unos 60 centímetros de ancho por el largo de la vereda que da a la entrada de la usina. El perímetro quedó cercado con cintas rojas y blancas de peligro. Otros residentes de la zona aclararon que si bien el trabajo que realizaron los obreros no entorpeció el paso de los vehículos, sí inhabilitó el paso peatonal por la zona.

Por otro lado, no dejaron de mencionar que la comuna no dio a conocer los datos del estudio de impacto ambiental que, según se había dicho, lo iba a hacer una consultora internacional y que los datos se los iban a enviar en los últimos días de enero. Para esa fecha los motores de la usina se pusieron en funcionamiento para que los técnicos hicieron las mediciones. La usina que se empezó a construir en febrero de 2001 en Villa San José fue rechazada por todos los vecinos por la contaminación ambiental y sonora que emitiría sus motores. La empresa Enarsa (Energía Argentina SA) es la que tenía a cargo la construcción de la usina a la firma APR Energy.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...