Llegó a la hora de la verdad para el equipo dirigido por Matías Almeyda, que hoy visitará a Patronato de Paraná en cancha de Colón de Santa Fe, con la ilusión de ponerle fin a su “pesadilla” de jugar en la B Nacional. Si gana en Santa Fe e Instituto de Córdoba no logra vencer a Deportivo Merlo, el millonario se asegurará el retorno a la máxima categoría del fútbol argentino.
Nada puede superar el deseo del hincha riverplatense por abandonar el oprobio de haber recorrido las canchas del ascenso, deshonrando su rica historia ligada a grandes logros deportivos.
Para eso River llegó a Santa Fe, para buscar un triunfo y esperar una “ayudita” de Deportivo Merlo para adelantar la vuelta a la Primera A.
 De todas maneras, el conjunto de Núñez tendrá varios rivales: los nervios, la tensión, las ganas de que el partido comience ya y también un buen equipo como Patronato, que pondrá muchas ganas, quizá más que nunca, para retrasar el festejo y dar un golpe similar al que dio la fecha pasada con el triunfo ante Central por 1 a 0, también en Santa Fe.
La idea de Almeyda es no variar demasiado respecto al equipo que le ganó 2 a 1 a Boca Unidos el fin de semana pasado. Como ya se venía barajando, los únicos dos cambios serán los de Martín Aguirre por Sánchez y Lucas Ocampos por Villalva, además seguirá apostando con su tridente de ataque que es intocable con: Alejandro Domínguez, Fernando Cavenaghi y David Trezeguet.
Por el lado del patrón entrerriano, el DT Marcelo Fuentes apelará al remanido “equipo que gana no se toca”, y los once serán los mismos que superaron a Rosario Central.
No obstante, en caso de concretar River el ascenso, muchos los festejarán y otros no; pero está claro que el logro no tendrá comparación con los 33 títulos de campeón en primera división o con aquellas increíbles emociones de ser el mejor de América y del mundo, pero lograr el ascenso no es poca cosa y justificaría una lágrima a modo de desahogo tras este largo camino en la segunda división del fútbol argentino.
Serán noventa minutos llenos de tensión y emoción en el Cementerio de los Elefantes, donde el millonario buscará dar la vuelta, pero en frente tendrá a un Patronato agazapado y preparado para arruinarle la fiesta.

El Patrón le quiere arruinar la fiesta

Walter Andrade, uno de los referentes de Patronato, no se achica ante el desafío de enfrentar al millonario, y anticipa que será un partido áspero desde el comienzo. “Jugar con River te motiva mucho. Hay varios condimentos para la gente y queremos ser los verdugos”, sostuvo el defensor, quien además agregó: “Ellos necesitan un triunfo y nosotros somos un equipo duro. Ya le ganamos a los grandes de la categoría. Y podemos repetir si jugamos como lo hicimos ante Rosario Central”, comentó. Andrade también salió a aclarar sobre los dichos de su compañero Daniel Pereira sobre incentivación: “Se equivocó y declaró mal. Quedamos todos expuestos. El premio que recibimos es de parte de nuestros dirigentes solamente”.

Instituto quiere dar pelea

La gloria cordobesa, que sufre una notoria merma en su rendimiento y puso en riesgo sus chances de ascenso directamente, tendrá que madrugar cuando visite por la mañana (a las 11) a Deportivo Merlo.
Con el triunfo como único objetivo, Instituto buscará reivindicarse luego de dos fechas sin ganar que le costaron ceder los puestos de ascenso directo. En tanto , Quilmes que se encuentra cuarto en la tabla en zona de promoción, recibirá esta tarde, a las 14, a Gimnasia de Jujuy. El cervecero no pierde la esperanza de alcanzar un puesto de ascenso directo. Por otro lado, la fecha continuará con otros cuantro encuentros: Aldosivi vs. Defensa y Justicia; Ferro vs. Atlanta; Independiente Rivadavia vs. Guillermo Brown (PM) y Atlético Tucumán vs. Desamparados.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...