La investigación se venía realizando desde diciembre de 2011 y la había planificado el fiscal federal José Luis Bruno.

Un cabo de la Gendarmería Nacional, identificado como Sergio Ariel Navarrete, de 33 años, fue detenido a las 16.07 del domingo pasado, tras ser sorprendido mientras transportaba un contrabando de 110,800 kilogramos de cocaína de máxima pureza.
El procedimiento fue realizado por efectivos del Escuadrón 20 Orán de la fuerza y personal de la Unidad Especial de Procesos Judiciales (UESPROJUSAL), quienes llevaron a cabo las tareas de inteligencia.
Navarrete, de origen formoseño, era investigado, lo mismo que su esposa, oriunda de Aguaray, desde diciembre del año pasado, al trascender los continuos viajes que el hombre realizaba en el auto de su propiedad al sur del territorio nacional. Navarrete, que hasta 2010 prestaba servicios en el Escuadrón 54, de Tartagal, fue trasladado a Bahía Blanca, donde, aparentemente, comenzó sus tareas de transporte de estupefacientes.
Su mujer mantuvo residencia en la localidad norteña de donde es oriunda y, al parecer y de acuerdo con trascendidos no oficiales pero bien informados, mantenía una boca de expendio de drogas en su domicilio.
La pesquisa fue planificada, en conjunto con la UESPROJUSAL, por el fiscal federal de Orán, José Luis Bruno.
 

El gendarme detenido, se trasladaba de norte a sur en un automóvil Fiat Palio celeste, que al igual que las sustancias prohibidas que llevaba, quedó secuestrado a disposición del juez federal 3, de Orán, Raúl Juan Reynoso.
La droga había sido ocultada en los paneles de las puertas y del habitáculo posterior del vehículo, así como también en el baúl. En total eran 111 “ladrillos”, como se denomina a los envoltorios, habida cuenta de su estructura rectangular, lograda a través de la compactación del polvillo, que luego es asegurado con tela de nailon y recubierto con cinta de embalar.
Fuentes de Gendarmería Nacional consideraron que el precio del cargamento, en el lugar donde fue interceptado, en la ruta nacional 34, entre Pichanal y Colonia Santa Rosa, a unos 230 kilómetros al norte de la capital provincial, tiene un avalúo estimado en $1.100.000, aunque se triplica en Buenos Aires.
En Europa, el mismo despacho se cotiza en, aproximadamente, cinco millones de euros. Es decir, en plata argentina unos $26.000.000.

Navarrete será indagado por el juez Reynoso a partir de las 9 de la fecha.
Cabe destacar que la fuerza actuante en el procedimiento no emitió información alguna sobre el hecho.
En el servicio de Prensa del edificio Centinela, en Buenos Aires, se disculparon: “Perdonen, tienen que remitirse a la dirección de Comunicaciones del Ministerio de Seguridad. En esas oficinas, dijeron: “No podemos dar información. Solicítela por e-mail al titular de la repartición, el licenciado Diego Llumá”.
Siguiendo este instructivo, se hizo la gestión pidiendo, al menos, fotografías del procedimiento, sin resultados.
CCCC
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...