Se practicó una reconstrucción, y en la escena del hecho se encontró un charco de agua y la pava eléctrica en cuestión.

La joven Florencia Trías, acusada de matar a su pareja al arrojarle agua hirviendo en el rostro, hecho sucedido en la localidad de Pilar, gozará del beneficio de la prisión domiciliaria.

Según trascendió ayer, el juzgado de Garantías N§ 6, a cargo de Nicolás Ceballos, hizo lugar a un pedido de prisión domiciliaria solicitado por la defensa de Trías, quien estaba cumpliendo prisión preventiva en una comisaría de Pilar, acusada por el crimen de Matías Cuello.

De esta manera, la joven de 19 años acusada del homicidio cumplirá arresto domiciliario hasta el juicio oral y público.

El hecho ocurrió el pasado 15 de abril, cuando los integrantes de la pareja discutieron en la casa que ambos compartían en la intersección de las calles Almonacid y Oliden, en la localidad de Manuel Alberti.

Allí Trías habría arrojado el agua hirviendo que contenía una pava eléctrica en el rostro y otras partes del cuerpo de Cuello, de 24 años.

El joven fue trasladado con graves quemaduras en la mitad de su cuerpo, aunque 20 días más tarde falleció por las heridas que tenía.

De acuerdo con la versión de la joven, todo ocurrió en forma accidental cuando estaban discutiendo y él la había golpeado, como lo había hecho en ocasiones anteriores.

Tras el hecho, Florencia estuvo cuatro días prófuga con su bebé, de seis meses, y luego se presentó ante la comisaría en donde quedó detenida, y el fiscal del caso Marcos Petersen Victorica pidió que se convirtiese la aprehensión en prisión preventiva.

A raíz de esa reconstrucción y de los peritajes ordenados, los investigadores determinaron que la versión de Trías no coincidía con lo que realmente pasó. A ello se sumó que los familiares de Cuello denunciaron que el joven había sido golpeado anteriormente y le habían aconsejado realizar la denuncia.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...