Fueron 30 los postulantes que se presentaron para el cargo de fiscal. La mayoría se desempeña en el Ministerio Público.

El Consejo de la Magistratura firmó ayer la resolución que contiene los nombres de las cuatro ternas propuestas para ocupar la titularidad de las nuevas fiscalías penales en el Distrito Centro, que fueron creadas a partir de una ley a principios de año y dentro de la reforma del Código Procesal Penal de la Provincia. Esos nombre serán analizados desde hoy por el Poder Ejecutivo y luego elevados al Senado para su designación. Las ternas surgieron de un proceso de selección que se inició en mayo, con postulaciones y luego con exámenes escritos y orales que incluyeron entrevistas a 30 postulantes, de los cuales 12 resultaron elegidos para integrar las ternas. Se sabe que un gran porcentaje de estos postulantes forma parte del Ministerio Público.

Los aspirantes a nuevos fiscales, cuyos nombres están desde ayer a consideración del gobernador Juan Manuel Urtubey, no fueron dados a conocer formalmente, pese a que existe gran expectativa por saber quiénes encabezan las ternas y cuál fue el puntaje otorgado por el Consejo de la Magistratura para tal postulación. El Tribuno pudo conocer extraoficialmente que las ternas están encabezadas por abogados muy próximos al procurador Pablo López Viñals y que se desempeñan actualmente dentro de la Procuración. Entre ellos se cuenta a Gabriela Buabse, actual directora del Cuerpo de Investigadores Fiscales; Mónica Poma, secretaria letrada del Ministerio Público; Pablo Paz, auxiliar de fiscalía, y Rodrigo Miralpeix, quien también ocupa un lugar en el esquema de fiscales en la provincia. Cada uno de estos postulantes está encabezando una terna donde también figuran otros nombres, como Eduardo Sángari, actual director de Personería Jurídica, y Maximiliano Troyano, exministro de Seguridad de la Provincia, alejado del cargo luego de sus declaraciones sobre el caso de abuso sexual a una turista japonesa en marzo de este año. No obstante, definidos los nombres que encabezan las ternas, el resto de los aspirantes tendrían pocas chances de acceder a una de las cuatro nuevas fiscalías penales que se deben crear en el Distrito Centro.

En los pasillos judiciales se comenta que es evidente la necesidad del procurador López Viñals de promover a gente de su más absoluta confianza para que ocupen las nuevas fiscalías penales. El ejemplo más claro sería el nombramiento de Gabriela Buabse, quien viene desempeñando una tarea acorde en el Cuerpo de Investigadores Fiscales. De todas maneras, ese cargo sería ocupado por Sofía Cornejo, quien es esposa del actual secretario de Seguridad de la Provincia, Federico Jovanovicz. Es que el rol de los fiscales penales resulta crítico en el funcionamiento del nuevo Código Procesa Penal de la Provincia, que entre sus variantes más significativas traslada la responsabilidad de investigar delitos de los jueces a los fiscales. Estos tienen facultades similares a las de un magistrado, pero responden directamente al procurador. Actualmente hay cuatro fiscalías penales en Salta capital que tienen a su cargo la investigación de todos los delitos que contemplen hasta 6 años de prisión.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...