El especialista en temas del trabajo, Julián de Diego, anticipó una alta conflictividad y lucha contra el cepo salarial en 2013. Opinó que “el Gobierno procura actuar contra la inflación manteniendo un alto nivel de actividad, pero deja a las empresas exhaustas y totalmente confundidas sobre cuáles son las herramientas preventivas que se deben desplegar”.

Para el especialista, “en un marco como el descripto, el eje de todo el marco laboral se centra en la discusión de salarios y en la forma de desviar la tendencia observada en los últimos ocho años: que los aumentos no anticipen inflación, y que los ajustes superen la evolución de la góndola”.

“Al comenzar el año -dijo de Diego-, se presentan negociaciones salariales testigo como son aceiteros y bancarios, que el Poder Ejecutivo trata de instalar como ejemplos, cuando los gremios tratan de liderar un modelo difícil de sustentar”.

El analista, considera que “la mayoría de los gremios especulan con un aumento salarial de 25 a 27% en función de los pronósticos inflacionario de los economistas, que juegan un papel importante”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...