Cerraron filas y subieron el volumen para tapar la euforia de algunos opositores. El arco de dirigentes oficialistas -gobernadores, candidatos y funcionarios- relativizaron ayer la derrota del Frente para la Victoria en los principales distritos del país, y negaron que el resultado de las elecciones legislativas marque el final del ciclo kirchnerista.

Pero el esfuerzo de los hombres vinculados con la Casa Rosada para mostrar unión tuvo ayer sus altibajos. El principal candidato oficialista, Martín Insaurralde, habría amenazado con no asumir la banca que acaba de obtener en la Cámara de Diputados, molesto por diferencias sobre cómo se mostró el kirchnerismo el domingo en la noche, cuando los resultados mostraban que más del 70 por ciento de los argentinos no le habían depositado su confianza en las urnas.

La amenaza tiene trasfondo político previo: durante la campaña Insaurralde fue señalado por su principal oponente, Sergio Massa, como un “candidato testimonial”. Ante esto, el kirchnerista se vio obligado a ratificar que su decisión es sentarse en el sillón que le toque en el recinto de Diputados.

Más allá de esta rencilla que circuló más en el ámbito interno del kirchnerismo que en los medios, los gobernadores Daniel Scioli (Buenos Aires), Sergio Urribarri (Entre Ríos), Jorge Capitanich (Chaco), José Alperovich (Tucumán) y Juan Manuel Urtubey (Salta), relativizaron el triunfo de los partidos y frentes opositores en gran parte del país.

“Es una subestimación a las políticas del Gobierno” decir que se acaba el kirchnerismo, sostuvo Scioli. Vaticinó que “va a pasar mucha agua bajo el puente”, llamó a “corregir lo que haya que corregir” y no descartó impulsar cambios en su gabinete, “de acuerdo a las demandas que tenga” tras la derrota en el mayor distrito del país, donde actuó como el gurú político de Insaurralde durante la campaña.

El gobernador bonaerense, el hombre que dentro del kirchnerismo suena como el más presidenciable, sostuvo que a nivel nacional “en ambas cámaras se mantiene el quórum propio del oficialismo”, lo que garantiza “la institucionalidad y la gobernabilidad”.

Destacó que el oficialismo en provincia de Buenos Aires sumó diputados. “Se han logrado retener 12 bancas de diputados, inclusive en la práctica se suman dos porque se habían ido del bloque Mabel Mller y Omar Plaini”, afirmó.

Además, remarcó que la del domingo fue “una elección parlamentaria, que puede tener un resultado que no coincide con lo que se vota muchas veces en los (comicios para cargos) ejecutivos”.

En esa línea, instó a “cuidar lo que haya que cuidar, mejorar lo que haya que mejorar y corregir lo que haya que corregir”.

No es casual que hoy, el gobernador retome su agenda de actividades con una nueva recorrida por las calles bonaerenses. Scioli inaugurará un centro de servicios en Ingeniero Budge, en el municipio de Lomas de Zamora. Será una manera de contener a su intendente, Insaurralde.

“Archipiélago multipolar”

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, se sumó a la discusión al minimizar la derrota del FpV y sostener que hay “un archipiélago opositor multipolar”, y “no alcanza con ganar un distrito por más importante que sea” para posicionarse para las presidenciales de 2015.

La diputada electa por Córdoba, Carolina Scotto destacó que el Frente para la Victoria es la fuerza “que más ha crecido” en esa provincia, porque “ha incrementado el caudal electoral en casi el 50 por ciento de los votos” respecto de las PASO de agosto.

Las opiniones

GABRIEL 
MARIOTTO,
vicegobernador


El número dos de Daniel Scioli calificó ayer como “una luz amarilla” el triunfo de Sergio Massa y criticó la campaña proselitista de Martín Insaurralde porque fue “muy vacía de contenido en donde se apeló más a slogans casi personales”. “Echarle mano al asesoramiento de un publicista degrada la profundidad de nuestro proyecto”, cuestionó.

JORGE
CAPITANICH,
gobernador
de Chaco


El mandatario y uno de los referentes del oficialismo celebró ayer el “contundente” triunfo del FPV en su provincia, que incorporó un diputado más, y aseguró que las elecciones de anteayer “marcaron la consolidación” del kirchnerismo con “un 34 por ciento a nivel nacional” y “el Gobierno es primera minoría y conserva la mayoría en el
Congreso”.

CARLOS 
KUNKEL,
diputado
por FPV


“Hubo ciudadanos que optaron por respaldar la gestión del Gobierno con su voto y otros que optaron por otras alternativas políticas. No sorprendió demasiado el resultado, que fueron una contrariedad grande en algunos
lugares, pero una satisfacción en otros. Ahora la oposición deberá aclarar al electorado cómo van a hacer las cosas que anunciaron”.

JUAN MANUEL
ABAL MEDINA,
jefe de Gabinete


“Contra lo que algunos deseaban, obtuvimos la mayoría en ambas Cámaras. El FpV sigue siendo la primera fuerza nacional. No nos olvidemos que después de los resultados de las PASO hubo un intento muy claro de los
grupos de poder para lograr que la oposición se hiciera del control de las Cámaras, como señaló Cristina en su discurso del 14 de agosto”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...