Muestras del material genético de Araceli Ramos y el ADN de dos hombres fueron encontrados en la vivienda en la casa de Caseros donde la joven había sido citada a una entrevista laboral. Este dato marca un vuelco importante ya que evidencia la presencia de otra persona en la supuesta escena del crimen.

Las pruebas encontradas en la casa de la calle Púan al 3700 de Caseros (Tres de Febrero), propiedad en Aída Amoroso, una mujer de 82 años que permanece desaparecida, ponen en manifiesto que Walter Vinader no sería el único implicado en el asesinato de Araceli.

Las muestras de dos ADN masculino también fue encontrado en las uñas del cuerpo de Araceli, lo que deja en evidencia que la joven se defendió de un ataque antes de ser asesinada.
Araceli Ramos, de 19 años, se dirigió hasta esa casa el 30 de septiembre pasado con la intención de tener una entrevista laboral, pero nunca regresó a su casa y su madre comenzó a buscarla de manera desesperada.

El cadáver de Araceli apareció en la madrugada del viernes 11 de octubre en un terreno de las avenidas Crovara y General Paz, atado con alambres y dentro de varias bolsas de residuos. Allí había sido dejada dos días después de su desaparición por Walter Vinader, un ex prefecto que estuvo preso y que ahora está acusado del homicidio de la joven.

Además, la policía investiga si tuvo relación con la desaparición de Aída Amoroso, ante quien se presentó como un amigo de su hijo al que había conocido en la cárcel.
El hijo de Aída, Emilio, murió tras sufrir una enfermedad, pero no están claras las circunstancias de su deceso y fue cremado por disposición del propio Vinader.

Entre las pertenencias de Vinader se halló una memoria de celular con una filmación -realizada al parecer en la casa de Aída- en donde se veía a Araceli diciendo que si algo le llegaba a pasar a ella o al propio Vinader, había que buscar a la ex mujer del ex prefecto y a tres policías que lo habían detenido previamente.

Además también vinculaban a estas personas con el crimen de Verónica Celeste Fernández, una prostituta de 32 años que fue violada y asesinada en noviembre pasado y cuyo cuerpo apareció en circunstancias parecidas a las de Araceli
Se cree que todo formó parte de un plan macabro ideado por Vinader para vengarse de esta gente, aunque al mismo tiempo existen sospechas en otra causa en torno a que el ex prefecto podría estar ligado a una red de prostitución y a trata de personas.


 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...