EN VIVO

Diputados sesionan y se espera que formen una comisión por el escándalo Sansone

Tras la protesta de los policías cordobeses, que derivó en una ola de saqueos y robos generalizados por la capital de esa provincia, momentos de tensión, temor e incertidumbre se viven en la capital de La Rioja luego de que la fuerza de seguridad iniciara anoche una movilización y amenazara con acuartelarse si no reciben una recomposición salarial, presentada a las autoridades, a través de un petitorio de 16 puntos.

Desde anoche, más de 200 policías están "en asamblea" permanente. Primero se reunieron en una plazoleta y luego se desplazaron hacia la Plaza 25 de Mayo, la principal de la capital riojana, donde fueron convocados por el gobierno de Beder Herrera para negociar. Hubo tres reuniones en la madrugada, pero todavía no llegaron a ningún acuerdo y continúa la protesta, que mantiene en vilo a los comerciantes y vecinos, quienes reportaron algunos disturbios, robos y hasta saqueos.

Según informan medios locales, los policías amenazan con acuartelarse desde hoy si no reciben un incremento salarial. Piden un básico de 8 mil pesos, pero las autoridades ofrecieron en la madrugada 3 mil, pagadero en tres cuotas, lo cual fue rechazado por los efectivos. A las 5, volvieron a recibir otra oferta, también de pago escalonado, que aún está siendo deliberada por los policías. Mientras tanto, aseguran que garantizan la seguridad social.

Según explicó el miniestro de Hacienda de la provincia riojana, Ricardo Guerra, "se hizo una propuesta importante pero hay una posición cerrada y muy dura con cifras que no nos resultan factibles afrontar. Los márgenes son finos y escasos para hacer ofrecimientos con una prudencia que nos permita sostener en el tiempo".

Según la radio, en el transcurso de la madrugada, algunos comerciantes decidieron volver a sus locales a resguardar la seguridad, mientras otros retiraron buena parte de su mercadería. El casino de la ciudad cerró y se registraron roturas de las vidrieras de una casa de motos, de un banco y de algunos comercios del centro de la ciudad. Por los hechos, hay 15 detenidos, la mayoría menores de edad, precisó comisario Nestor Andrada.
Un comerciante de celulares, Juan Tello, denunció a la prensa el saqueo de una gran cantidad de equipos (40 teléfonos) y dinero en efectivo (20 mil pesos) de su local.

También en Neuquén

Otra situación similar se vive en Nequén, donde los agentes también reclaman un ajuste salarial. En este caso, el gobernador Jorge Sapag los convocó a una reunión para discutir el tema, la semana próxima.
Mientras aguardan por esa audiencia, anoche, familiares y efectivos retirados de la fuerza neuquina realizaban una protesta. Sostienen que desde hace meses los policías en funciones no cobran los adicionales, lo que genera malestar en las distintas comisarías.

De acuerdo a lo consignado por el diario La Mañana de Neuquén, unas 500 personas se concentraban hasta las 3 de la madrugada frente a la Jefatura de la policía y cortaron la calle por el reclamo salarial. A la protesta se sumaron representantes de la Asociación de Subalternos de la Policía (Asubpol).

"El reclamo es netamente salarial pero no queremos que se toque a ningún policía. Estamos cansados que nos paguen tarde los adicionales y de que tengamos que hacer adicionales para poder vivir mejor", contó un policía al portal.

En Olavarría

En tanto, en la ciudad bonaerense de Olavarría, también hubo temor e incertidumbre entre los vecinos luego de que la fuerza policial anunciara una protesta, con cese de los servicios adicionales. Pero en este caso, el reclamo no responde a cuestiones salariales sino que es en solidaridad con un efectivo, a quien le endurecieron la imputación, acusado de matar a balazos a un hombre.

La protesta comenzó ayer a la tarde, por parte un sector de los policías, que decidió reducir los patrullajes al tiempo que llamaron a sumarse a los integrantes del Servicio Penitenciario Bonaerense.

El diario El Popular señaló que también se unieron policías pertenecientes a la distrital de Azul, que habían sido convocados de urgencia para dar seguridad en sitios que quedaron sin personal, como bancos y actividades deportivas.
Los policías aseguraron que no planean un acuartelamiento, pero ratificaron que continuarán las protestas -para hoy está previsto una marcha- para exigir la liberación del compañero acusado, identificado como Juan Coria.
Voceros del Ministerio de Seguridad bonaerense confirmaron que el conflicto con los efectivos estaba "en vías de resolverse".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...