La eficacia, el buen juego y la solvencia de Gimnasia y Tiro lo llevaron a realizar una campaña impecable por donde se la mire en la primera mitad del torneo. Pero el tiempo, las irregularidades, los tumbos y los pormenores golpearon pero, a la vez, hicieron madurar al albo como equipo y a adaptarse al ritmo frenético del torneo. Tras las dos victorias consecutivas en condición de visitante, en la cual se impuso un esquema un poco más cauteloso en cuanto a su dibujo táctico, se empezó a priorizar la seguridad defensiva de cara al play-off de mañana y de los que pueden llegar a venir.
Sergio Plaza, capitán y referente, así lo entiende. “Fueron fundamentales estas dos victorias afuera y la confianza de saber que no nos convirtieron, que nos mostramos sólidos. Hay partidos que teníamos buen juego y no éramos sólidos; y hoy priorizamos más la solidez defensiva y no tanto el juego. Nos dio resultado y venimos con toda la confianza”, entendió el Interminable en diálogo con El Tribuno, para luego ampliar sus conceptos: “En esta fase no podés regalar nada.

Con el sistema anterior (línea de tres) anduvimos muy bien, por momentos jugamos bárbaro. Pero en el último partido de local (ante Sportivo Belgrano) hubo errores, no de conjunto, pero sí individuales. Nos dio resultado. En esta instancia no podemos regalar nada ni hay tiempo ni margen para recuperarse después. Nos salió bien usar este sistema en este momento porque se achicó el margen de error y volvió la confianza”, explicó.
El zaguero del millonario aclaró que el equipo nunca “cayó anímicamente” y que experimentaron “bronca y falta de confianza” cuando las cosas no salían. “Dolió lo del clásico, porque no perdimos claramente y ni Juventud ni ningún otro equipo nos pasó por arriba, nos ganaron por circunstancias del juego. El tema era recuperar la confianza y ligar. Buscamos achicar el margen y lo estamos haciendo”, manifestó.
A la hora de mencionar al rival que tendrán en frente mañana por la tarde en el Gigante (Rivadavia deberá ganar por dos goles de diferencia para robarle la clasificación a Gimnasia), el experimentado jugador puso la pelota bajo la suela y bajó los decibeles. “No hay que subestimar a nadie, más en esta instancia. Nosotros lo podíamos haber liquidado en Lincoln.

Y no hay que confiarse, porque si nos convierten de local surgirán las preguntas por todos lados y las dudas. A este rival y a todos hay que ganarles y pisarlos si se puede, porque aquí cualquiera le gana a cualquiera y nadie te perdona”, graficó Plaza.
Pero el jugador con más pergaminos y experiencia del plantel adelantó la clave ante los linqueños. “Ellos hacen los mejores partidos de visitante y no les quedará otra que atacar. Y nosotros de local siempre intentamos jugar de la misma forma. Allá, ellos dejaron muchos espacios buscando el partido. Espero que acá también los dejen y nosotros estemos más precisos”, anheló.



 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...