¿Por qué los salteños gustan de las pizzas del Mercado San Miguel? Se trata de una costumbre que se arraigó en los sectores populares de la ciudad, desde hace 30 años a nuestros días, cuando allí se instalaron las primeras pizzerías. Actualmente, los comedores superan los 70 puestos, distribuidos en tres patios de comida. Si bien en un principio el público se componía de trabajadores o vecinos que hacían sus trámites y luego pasaban por un aperitivo, actualmente el Mercado San Miguel y sus pizzas figuran en guías turísticas nacionales y extranjeras, como uno de los lugares de la ciudad profunda al que hay que conocer. ¿Cómo alcanzaron en poco tiempo este estatus?

“Por empezar, el lugar que las rodea es único. En el Mercado se pueden encontrar comidas y productos regionales a la vez de degustar un buen plato”, asegura el presidente de la cooperativa de los puesteros, José Muratore. Lo mismo afirman los pizzeros, como Patricia Macario, quien señala categorica que “el público que viene a comer al Mercado ha cambiado. Y en julio o a fin de año, todos los patios de comida se llenan de turistas”, asegura.

“¿Cuál es el secreto de las "pizzas del Mercado'? Creo que el usar todo fresco para hacerlas. En lo personal, soy muy obsesiva con eso. He llegado a devolver tandas enteras de queso porque el sabor no estaba bueno o no era lo que yo pretendía para la mesa. También amasamos nuestras propias prepizzas y usamos el tomate de aquí para las salsas. Yo personalmente, todos los días pruebo la calidad de lo que estamos por servir. Me preocupo por eso. Me interesa que la gente se sienta bien comiendo, ya sea en mi casa o aquí, que queden contentas con lo que les sirvo. Es algo que me hace sentir bien a mí, más allá del negocio. No sería lo mismo si fuera de otra manera”, asegura Patricia, que también es médica, profesión a la que combina con la gastronomía, pero a la que esta pronta a dejar para jubilarse.

Mientras, el público se agolpa en las galerías buscando la apreciada “pizza del Mercado”.

Un mundo de pizzas, pueblo y sabores


Recientemente en la página web de El Tribuno, se lanzó al público la propuesta de elegir a las mejores pizzas de la ciudad. Cerca de 500 personas respondieron y la gran mayoría eligió a las del Mercado. “Sobre todo, es un punto de encuentro, una cita para reunirse”, dice Muratore.
Cada uno de los puestos tiene su propio público. “Si probás cada una de las pizzas que se ofrecen vas a ver que ninguna es igual, que cada una tiene su propio sabor, su propio estilo”, asegura Muratore. Es el estilo de las vendedoras las que sin dudas distingue a los comedores del Mercado. “Atrapan” al transeúnte ofreciendo a cada uno los mejores precios o un arreglo especial. Esta característica es la más comentada por los turistas que visitan la gigantesca feria.
Así se logra que las ventas no bajen de unas 60 pizzas diarias. “Con el sistema de cámaras de vigilancia que hemos instalado y la seguridad privada que recorre el Mercado, hemos hecho un lugar seguro, que es la mayor comodidad que podemos ofrecer”, dice Muratore.
Gabriel Racedo trabaja en el Mercado desde los 8 años y desde hace 18 que tiene allí su propio puesto. Asegura que las características de las pizzas del lugar pueden resumirse en su calidad de excusa para el encuentro entre amigos o en familia. “Y por supuesto que todo lo que usamos para hacerlas es material del día, todo fresco”, resume. Poetas, políticos, artistas, se dan cita en los comedores del Mercado. En agradecimiento a lo que tiene, el pizzero Racedo todos los días regala 70 meriendas a los niños de la calle. Ellos saben que en su puesto encontrarán una taza caliente de café con leche y pan. “No hago esto para darlo a conocer, sino como una forma de agradecer lo que ahora tengo”, dice. Es de tercera generación de puesteros y tiene su propio secreto: “tratar a todos bien”, asegura.

 

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...